Carne uruguaya gana más terreno en UE y se valoriza

Los cortes Hilton procedentes de Uruguay continúan con precios firmes en la Unión Europea y en algunos casos, igualan en valor o incluso superan a los argentinos que logran US$ 17.000 por tonelada.

Por
Carne uruguaya gana más terreno en UE y se valoriza
20deNoviembrede2013a las07:05

Las carnes uruguayas se siguen valorizándose por su calidad y los consumidores de la Unión Europea cada vez las demandan más. Es que Uruguay aprovecha con éxito el espacio que dejó la carne argentina en el viejo continente y logra vender a entre US$ 16.500 o US$ 17.000 la tonelada del juego de cortes de alto valor como lomo, bifes (ancho y angosto) y cuadril, que son los que se conocen como Hilton.

Operadores que trabajan con el mercado europeo consultados por El País, sostuvieron que incluso se llegó a vender por arriba de los precios de Argentina, cuyo potencial está siendo limitado por la política del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Los brokers destacaron que más allá de la ayuda de Argentina al ceder espacio, Uruguay logró tener continuidad dentro del mercado europeo y eso ha permitido marcar mayor presencia, principalmente en mercados claves como Alemania (la puerta de entrada de la carne uruguaya en la UE). La presencia se logró mantener pese a las dificultades que hubo este año con la oferta de ganado preparado, hecho que limitó durante varios meses la faena.

De todos modos, Argentina incrementó 13,2% la producción de carne bovina en un año (dato parcial hasta octubre) y totalizó 266.000 toneladas, pero el incremento está apuntalado con una mayor faena de hembras, según datos de la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra).

A su vez, la faena de bovinos en Argentina escaló un 14,3% hasta la fecha citada anteriormente, llegando a 1,19 millones de cabezas frente a octubre del año pasado.

La mayor faena de hembras en Argentina compromete cada vez más el futuro de la ganadería, ya que se mata la máquina de producir terneros, por lo que sus carnes seguirán cediendo espacio en este y otros destinos.

Rusia.

Por otro lado, los frigoríficos uruguayos aprovechan la última semana que tienen para concretar sus embarques hacia Rusia, antes que se terminen las cuotas cárnicas otorgadas por el gobierno de ese país a sus importadores.

Los embarques deben llegar a destino antes de finales de diciembre, luego los puertos se congelarán y los envíos se verán interrumpidos por algunos meses.

Desde Uruguay se llevan embarcadas 39.495 toneladas peso canal hasta el pasado 9 de noviembre, pero a igual fecha del año 2012 se llevaban colocadas 88.730 por tonelada peso canal, según los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC). Las nuevas cuotas de importación rusas recién se conocerán en enero de 2014.

Sin apuro para comprar, los importadores ofertan menores precios por la carne que entrará con las nuevas cuotas. Según comentaron los brokers a El País, los precios de la tonelada de delanteros (juego de cortes conocido como chuck & blade) bajaron entre US$ 300 y US$ 400 por tonelada.

Por un lado, los rusos no tienen apuro por comprar, pero la semana pasada los frigoríficos paraguayos hicieron una fuerte presión y salieron a vender a menores precios, lo que dejó a los demás exportadores fuera de mercado.

Como Uruguay tiene suficientes mercados para defender su carne y mantener el camino de la valorización, la industria uruguaya no bajó los precios como sus pares guaraníes, apura para cumplir con los últimos embarques a Rusia y mira hacia China, un mercado de alto potencial que mantiene firme las compras y paga buenos valores. En este último caso, donde no sólo van los delanteros y las menudencias, sino también cortes de valor, la carne debe llegar antes de fines de enero.

Temas en esta nota