Con cautela, el campo festeja la salida del funcionario “que más dañó al sector”

Sin estridencias, desde las rurales ven a primera vista, como buena señal la salida de Moreno. Remarcan que se necesitan cambios de políticas y no solo de maquillaje

Por
Con cautela, el campo festeja la salida del funcionario “que más dañó al sector”
20deNoviembrede2013a las07:25

La noticia los descolocó. Hasta pensaron que era una broma. Si bien venían insistiendo, en que lo importante es un cambio de políticas y no de nombres, los líderes de las gremiales agropecuarias festejaron en su fuero íntimo la renuncia de Guillermo Moreno como secretario de Comercio Interior. Si bien se mostraron cautelosos, no pudieron ocultar la esperanza de que el fin de ciclo del funcionario que “más daño le hizo al sector y al país” traiga, además, modificaciones en las “erróneas” políticas sectoriales. La renovada expectativa se suma al anunciado recambio en el Ministerio de Agricultura. Esta tarde asumirá Carlos Casamiquela y la mesa de enlace le pedirá que los reciba en conjunto, algo que el saliente Norberto Yauhar no hizo desde enero de 2012.

Tras la salida de Moreno, el gran interrogante es conocer si se traducirá en una flexibilización en los férreos controles que ejerció durante los últimos siete años sobre distintas actividades rurales.

“Se va el hombre que más daño le hizo en los últimos diez años a todas las actividades agropecuarias, desde el trigo y la carne hasta las economías regionales”, planteó ante El Cronista el presidente de Sociedad Rural. Luis Etchevehere. En ese diagnóstico coincidieron sus colegas de la mesa de enlace: Carlos Garetto (Coninagro), Rubén Ferrero (CRA) y Eduardo Buzzi (FAA), quien llegó a tildar la renunciado secretario como “cavernícola o fracasador serial”.

El líder federado incluso remarcó: “como primera impresión es una buena noticia. El tema es que no se trata de cambiar el collar sino de dejar de ser perro”. Es que, al igual que los otros referentes de las gremiales del campo, del mercado granario y la industria frigorífica, la gran incógnita pasa por conocer si “además de los nombres, se cambian o no las políticas”, sostuvo Ferrero.

“Moreno ha tenido un desgaste tan grande que la Presidenta tuvo que tomar esta decisión. Sin dudas abre una perspectiva diferente. Esperemos que estos gestos sirvan para acercar posiciones”, agregó Garetto.

Por su parte, Miguel Schiariti, de la Cámara de la Industria de la Carne (Ciccra) descree en que pueda haber cambios sustanciales en las políticas. “Da la sensación que es más de lo mismo. Hay que ver quién reemplaza a Moreno”, consideró.

Desde el mercado granario, en tanto, uno de los sectores más intervenidos por Moreno, evitaron hacer declaraciones, aunque dejaron traslucir una expectativa respecto de quién será quien tenga las riendas de la economía sectorial con los cambios.

El enfrentamiento con Moreno de los hombres de campo se arrastra arrastra desde abril de 2006, cuando se hizo cargo de Comercio Interior en medio del primer cierre de exportaciones decretado por el entonces presidente Néstor Kirchner. Se profundizó en el conflicto por la 125 y siguió sin solucionarse. Trigo y Carne son los dos grandes ejes en los que intervino Moreno de manera férrea, distorsionó los mercados con precios máximos y en los que consiguió resultados en las antípodas de lo que pregonaba. 

“Todo fue un fracaso y los que más perjudicados fueron los productores y los consumidores”, sintetizó Buzzi.

Temas en esta nota