CLIMA
Rosario
sábado 23
Estado clima
12° | 31°

Nubosidad variable

domingo 24
Estado clima
15° | 30°

Soleado

lunes 25
Estado clima
10° | 27°

Soleado

Granos

El trigo no encuentra la salida

Con una campaña que fue buena, a pesar de la menor cobertura nacional, las imposibilidades de venta siguen haciendo esperar a la liquidación del cereal. Los anuncios recientes no colaboran en nada en los mercados.

Por Diario La Opinión (Rafaela)

La producción de trigo en el centro-norte de la provincia de Santa Fe, se limitó a las 233.950 toneladas de granos. Al comienzo de la campaña 2013, según informó el Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro-Norte de la provincia, la intención de siembra había sido 150.000 hectáreas, de las que se sembraron 148.500 y se cosecharon 137.000 hectáreas.

El rendimiento promedio en la región fue de 17 quintales por hectárea, en el centro norte provincial. En el Dpto. La Capital se obtuvieron los mayores rendimientos promedio, 21 quintales por hectárea, y los menores, en el departamento San Cristóbal, con 7,45 qq./Ha. Esto obedeció a dos factores, el momento en que ocurrieron las lluvias dentro del ciclo agrícola del trigo y luego la falta de inversión en agroquímicos por parte del productor, fruto de la falta de certidumbre respecto de la comercialización de la cosecha.

La superficie sembrada por departamento fue la siguiente: 9 de Julio, 9.650 hectáreas; Vera, 1.000 Has.; General Obligado, 3.200 Has.; San Cristóbal, 10.600 Has.; San Justo, 18.750 Has.; San Javier, 3.500 Has.; Garay 800 Has.; Castellanos, 69.100 Has.; Las Colonias, 24.600 Has. y La Capital, 7.300 Has.

Este total fue del diez por ciento superior a la del ciclo anterior que fue de 135.000 Has. Este aumento se acentuó en mayor proporción en los departamentos del sur del área, en particular en Castellanos, Las Colonias, La Capital, San Justo y San Cristóbal.

El Laboratorio de la Cámara Arbitral de Cereales de Santa Fe, hasta mediados de diciembre, había analizado más de 2.500 muestras de trigo, que significan unas 70.000 toneladas.

Al respecto, informó que las abundantes lluvias registradas en la zona centro-norte de la provincia, en los días previos a la cosecha, provocaron la aparición de defectos en la calidad, como bajo peso hectolítrico y de granos brotados.

Con el correr de los días, esto se fue “diluyendo”, con cierta prevalencia de los bajos pesos de la mercadería. Su promedio se ubica en los 78 kG/Hl, similar al trigo de la campaña anterior, en la que el defecto que prevaleció fue la presencia de fusarium. En ambos casos -dice el informe- la tendencia fue dar trigo de menor peso hectolítrico.

En general, el contenido proteico está por encima de la base del 11%, lo que muestra que este parámetro está “sostenido” en el tiempo y con poca presencia de panza blanca (granos muy almidonosos).

En la zona centro-oeste de la provincia, las lluvias no provocaron tantos problemas de calidad en los granos y los trigos muestran contenidos proteicos mayores, por encima del 13%.

SIN CAMBIOS EN LA VENTA

Más allá de esta situación a nivel provincial, la influencia de los aconteceres nacionales hacen que a través de las políticas se complique la motivación a apostar al cereal, por las dificultades de venta, tanto interna como externa.

Esta semana el Gobierno nacional anunció a través del Ministro de Economía que se permitirán exportar hasta 1.500.000 toneladas, pero segmentadas en tres etapas. Una decisión desacertada, que no se ajusta a las necesidades del sector, fue generada por un mal cálculo oficial de la producción total nacional. Axel Kicillof estimó que este año se sumarán 9,2 millones de toneladas, a raíz de esto el Gobierno muestra su preocupación por el abastecimiento interno, el cual nunca estuvo en jaque, pero si, con tantas restricciones se acorta cada vez más la brecha entre la voluntad y la acción de producir.

Consultando LA OPINION a la casa central de Agricultores Federados Argentinos se puede corroborar que en estas horas nada ha cambiado en el mercado del trigo.

"Nunca la cuotificación hace bien" apuntó uno de los agentes comerciales, con lo cual quienes son tenedores de ROE Verdes se manejan como lo venían haciendo en el mercado, habitualmente.

La decisión de salir a pedir la venta por segmentos no da garantías y no logra su cometido. Son los molinos los que siguen comprando al mismo ritmo de antes y sigue siendo muy poca la exportación, en precios que rondan los 1.500 a 1.550 pesos la tonelada, para una campaña que tuvo buenas calidades, a causa del clima óptimo atravesado en el invierno y comienzo de la primavera, a nivel general, pero de todos modos, sigue estando guardado el cereal, esperando mejores oportunidades, más demandas internacionales y condiciones que hagan recuperar mercados, como es el caso de Brasil, donde la Argentina queda relegada ante las ventas directas que hacen Estados Unidos y Uruguay.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro