Fuerte demanda de trigo en EE.UU. afecta el abastecimiento de Brasil

La tensión política entre Ucrania y Rusia llevó a países que se abastecían en ese mercado a comprarle a Estados Unidos. El trigo argentino no cubre la demanda brasileña.

Por
Fuerte demanda de trigo en EE.UU. afecta el abastecimiento de Brasil
22deAbrilde2014a las08:44

Con poca disponibilidad de trigo proveniente de Argentina, los molinos brasileños tienen dificultades para importar el cereal de Estados Unidos, una combinación que derivó en una suba de precios en el mercado interno. 

Según el Sindicato de la Industria del Trigo de San Pablo (Sindustrigo-SP), este año se duplicó a 60 días el plazo entre la compra y la llegada del cereal estadounidense al puerto de Santos (San Pablo).

La dificultad de distribución del trigo que tiene Estados Unidos comenzó este año, con los problemas logísticos que causaron las temperaturas extremadamente bajas en aquel país. Pero se agravó a raíz de la tensión política entre Ucrania y Rusia. Países como Egipto, acostumbrados a abastecerse en esos dos mercados, comenzaron a buscar el cereal americano, lo que generó largas filas en los puestos de Estados Unidos para embarcar el producto en las últimas semanas, de acuerdo con el presidente del Sindustrigo-SP, Christian Saigh.

En ese contexto, las cotizaciones de la commodtiy en la bolsa de Chicago subieron 15,4% en la primera quincena de marzo. En las últimas semanas, el mercado doméstico acusó el golpe, según Marcelo De Baco, de De Baco Corretora, de Porto Alegre. “Con los atrasos, los molinos tienen que comprar internamente”, señaló.

Según De Baco, la variación cambiaria estimuló a la industria a buscar el trigo nacional. “El riesgo que corre el molino de comprar el trigo con un dólar a R$ 2,20 y después, en el momento de recibir la carga, tener que pagar con el dólar a R$ 2,40 es tan grande que vale la pena comprar el trigo en el mercado interno”.

En Rio Grande do Sul, donde están los stocks de trigo más importantes del país, los precios del cereal subieron 18,4% en la primera quincena de marzo, según el indicador Cepea/Esalq.

Los repases ocurren a lo largo de la cadena. En el mercado interno, el precio de la tonelada de harina de trigo oscila mes a mes, pero en el promedio del primer trimestre está en R$ 1.781 la tonelada, 9,7% por encima del precio promedio de 2013, que fue de R$ 1.623, según relevamiento de la Asociación Brasileña de Industria de Trigo (Abitrigo). 

El impacto se reflejó en el precio del pan francés. De acuerdo al indicador de la Fundación Getulio Vargas (FGV), publicado por Abitrigo, entre enero y marzo de este año el precio promedio del pan francés subió 3,03%.

El ‘atraso‘ en la llegada del cereal americano no solo causará problemas de abastecimiento en el mercado brasileño porque, luego de que los molinos del país compraran trigo en Estados Unidos, se liberaron los embarques de más cereal argentino. “Tendremos un congestionamiento de navíos de Argentina y de Estados Unidos, que llegarán en el mismo período, entre finales de abril e inicios de mayo”, afirmó Saigh.

Se prevé que en ese momento desembarcarán en Santos 350.000 toneladas de trigo de Argentina y otras 100.000 toneladas del cereal americano. El problema generará el pago de una multa por la sobreestadía de barcos, que, para cada navío, llega a u$s 20.000 por día.

“Los molinos importadores tuvieron que arcar con el pago de multas durante 15 días en el mes de marzo porque la llegada de los navíos con trigo generó una disputa en los lugares de atraco con los barcos que habían llegado a cargar soja y maíz para la exportación. En abril, tendremos otros 15 días de multa”, estimó Saigh.

Por otro lado, aumentaron las preocupaciones por la calidad del grano cultivado en Estados Unidos, el mayor proveedor global del producto. El Departamento de Agricultura (USDA) consideró en “buenas” o “excelentes” condiciones a un 34% de los cultivos del país, mientras el año pasado el trigo de esa calidad llegó al 36% de las áreas plantadas. Según expertos, el reciente retorno de las bajas temperaturas puede afectar la productividad.

Temas en esta nota

Seguí leyendo