CLIMA
Rosario
martes 16
Estado clima
14° | 30°

Nublado parcial

miércoles 17
Estado clima
16° | 34°

Chaparrones

jueves 18
Estado clima
18° | 30°

Lloviznas aisladas

Insumos

Fertilización, una apuesta segura para el bolsillo y el suelo

Ensayos de trece campañas muestran en el largo plazo que no aplicar fertilizantes generó lucros cesantes de entre 77 y 367 dólares por hectárea por año.

Por Fernando Bertello | Diario La Nación

A pesar de las restricciones financieras que puedan presentarse, a la hora de recortar gastos no conviene pasar la tijera por la fertilización. Una red de ensayos de nutrición realizada durante trece años demuestra que se trata de un negocio asegurado y que no aplicar fertilizantes genera, en cambio, lucros cesantes de entre 77 a 367 dólares por hectárea por año.

Y da cuenta, además del tema económico, de una cuestión central: la fertilidad. Mientras en el tratamiento que se tomó como testigo en todos los sitios que se evaluaron hubo una progresiva disminución en la fertilidad, los tratamientos fertilizados no sólo exhibieron mejores rindes, sino que la fertilidad de los suelos fue marcadamente mejorada, sobre todo en los tratamientos realizados con nitrógeno, fósforo y azufre (NPS).

Esta información es muy valiosa para los productores que toman decisiones en torno a la fertilización. A punto de iniciarse una campaña con perfiles bien cargados de humedad, la relación insumo/producto es la mejor en los últimos cinco años (ver aparte).

La red de ensayos fue conjunta entre CREA Sur de Santa Fe, IPNI Cono Sur y Agroservicios Pampeanos SA (ASP). Se hizo entre la campaña 2000/2001 y 2012/2013 en once sitios en lotes de productores de los grupos CREA de la Región Sur de Santa Fe. Hoy los ensayos continúan en cinco lugares.

Las rotaciones evaluadas fueron maíz-trigo/soja de segunda (3x2 -tres cultivos en 2 años, con 70% de gramíneas en la rotación-) y maíz-soja de primera-trigo/soja de segunda (4x3 -cuatro cultivos en 3 años, con 50% de gramíneas-). Para todos los sitios se planteó un protocolo común de 6 tratamientos de fertilización y en dosis se tomó como equivalente a nitrógeno 300 kg/ha urea; fósforo, 230 kg/ha MAP; azufre, 130 kg/ha de yeso.

"En general, todos los cultivos mostraron respuestas a la aplicación de fertilizantes, pero las respuestas fueron mayores en trigo, maíz y soja de segunda, y menores en soja de primera", expresó Fernando García, director del IPNI Cono Sur.

Adrián Correndo, asistente agronómico del IPNI Cono Sur, dijo que en promedio de todos los sitios el tratamiento NPS versus el testigo produjo 96% más de trigo, 79% más de maíz, 33% más de soja de segunda y 22% más de soja de primera (con N sólo se fertilizan las gramíneas de la rotación).

Para García, en cuanto a los sitios, las mayores diferencias en rinde por la fertilización se observaron en los sitios con mayor historia agrícola, es decir, en los más degradados.

"Los sitios con menor historia agrícola también muestran importantes respuestas a la fertilización", afirmó.

Sobre este punto, Correndo ejemplificó: "En el sitio más degradado el tratamiento NPS produjo alrededor de un 120% más de granos total en 12 años (promedio de maíz, trigo y soja de segunda), mientras que en el sitio menos degradado esta diferencia fue alrededor de un 30% más de granos (promedio maíz, trigo, soja de primera y de segunda)".

García contó qué ocurrió con los números económicos. "En términos económicos, luego de 13 campañas la mejor rentabilidad se logró en los sitios bajo rotación maíz-trigo/soja. Bajo esta rotación, los mejores márgenes se obtuvieron con la fertilización NPS. Cuanto más degradado se encuentra el lote, para alcanzar los mejores resultados económicos lo ideal son esquemas de rotaciones en donde predominen el trigo y el maíz (esquema3x2) y con dosis de fertilizante que contengan los tres nutrientes, nitrógeno, fósforo, y azufre", afirmó.

Puesto en números, Correndo precisó que para los sitios en rotación maíz-trigo/soja de segunda el NPS acumuló en las 13 campañas un margen de hasta US$ 4770 por hectárea más que el testigo. En tanto, la otra rotación, que incluye a soja de primera, acumuló hasta 2296 dólares por hectárea.

García subrayó que lo que reflejan estos ensayos es contundente. "Con los resultados observamos que la decisión de no aplicar fertilizantes generó lucros cesantes de entre 77 a 367 dólares por hectárea por año".

Para María Fernanda González Sanjuan, gerenta ejecutiva de Fertilizar, estos ensayos de largo plazo sirven para "mirar por encima de situaciones puntuales que puedan haber ocurrido un año, ya que lo que se analiza es el periodo entero".

En Fertilizar destacan, además, que los ensayos de largo plazo permiten captar y analizar "el altísimo efecto residual que tienen los fertilizantes en los sistemas agrícolas".

Y subrayan que, si bien en términos económicos la tecnología de la fertilización se paga en el mismo ciclo de cultivo que se fertilizó, es conveniente hablar de "sistemas agrícolas".

"Cuando hablamos de fertilización, si bien uno pone foco en el cultivo que va a fertilizar y calcula los requerimientos del mismo, además tiene que pensar en cómo queda el suelo para el próximo cultivo y si parte de los requerimientos de los cultivos venideros conviene o puedo aplicarlos ahora. Por eso, siempre afirmamos que es mejor fertilizar pensando en la rotación que voy a hacer que en un único cultivo", expresó Pablo Pussetto, presidente de Fertilizar.

Para Pussetto, más allá del retorno económico hay que pensar en el recurso natural, el suelo, con el cual se trabaja. Esto adquiere aún más relieve cuando se trata de los campos alquilados por los tiempos del contrato del arrendamiento.

"Una conclusión importante de estos análisis de largo plazo es la altísima rentabilidad del uso de la tecnología de fertilización. Estamos hablando de rentabilidades entre el 30 y el 120% en dólares en forma sostenida en el tiempo. Porque estos son procesos que hay que analizar en períodos de tiempo extensos, es fundamental, en el caso de campos arrendados, empezar a plantear períodos de contratación más largos. De esta manera se podrá poner el foco no sólo en el valor del alquiler, sino también en las rotaciones y los contenidos de nutrientes al inicio y al final del contrato, etcétera", concluyó.

LO QUE SE APRENDIÓ

Tras la red de ensayos de trece años de nutrición

Pablo Pussetto. Presidente de Fertilizar

"Es mucho lo que nos perdemos de cosechar por no utilizar las dosis adecuadas. La fertilización debe ser equilibrada entre nutrientes"

Fernando García. Director Ipni cono sur

"Los tratamientos fertilizados muestran mayores rendimientos y una fertilidad de los suelos marcadamente mejorada"

María F. González. Gerenta fertilizar

"Es un año adecuado para replantear los manejos de fertilidad y acercarlos al óptimo [por la humedad y relación de precios] "

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro