Cinco provincias en estado de alerta por la crecida del Paraná

Los gobiernos de Chaco, Corrientes, Misiones, Entre Ríos y Santa Fe advirtieron que el panorama podría complicarse en los próximos días.

Por
Cinco provincias en estado de alerta por la crecida del Paraná
12deJuniode2014a las07:48

La inusual crecida del caudal del río Paraná hizo que los gobiernos de Misiones, Chaco, Corrientes, Entre Ríos y Santa Fe activaran sus protocolos de emergencia debido a que las precipitaciones caídas ayer por la noche podrían complicar aún más la situación en las cinco provincias, en especial en toda la costa ribereña. De hecho, cientos de vecinos que viven junto al río ya fueron evacuados preventivamente luego de que todas las zonas aledañas al Paraná en la región del litoral fueran declaradas en alerta por la inusual crecida del Iguazú en Brasil y que repercute en el caudal de agua de la cuenca que desemboca en el Río de La Plata.

El fenómeno repercutió en las aguas del Paraná, que es alimentado por el Iguazú y registró una súbita crecida y obligó a los gobiernos provinciales a dictar el estado de alerta. En Misiones, por ejemplo, la crecida provocó los desbordes de ríos y arroyos y el gobierno provincial decidió cortar la circulación vehicular en varios puentes de los arroyos Parana-í, Piray-Guazú y Cuñá-Pirú, sobre la ruta Nacional Nº 12. Igualmente, el rápido descenso del caudal del río Iguazú en Brasil atenuó las proyecciones del impacto de las crecidas en Argentina. Esto permitió habilitar casi todos los paseos del Parque Nacional Iguazú, donde se encuentran las Cataratas, aunque permanecía cerrado el acceso a la Garganta del Diablo. De todos modos, hay varias localidades que quedaron prácticamente aisladas.

En Santa Fe, el responsable de la modelación y pronóstico hidrológico del Instituto Nacional del Agua (INA), Juan Borus, expresó que la crecida va a provocar que el río Paraná ‘esté por encima de los 5,20 metros‘. Comentó además que ‘esta crecida, para la ribera de Santa Fe, va a ser más riesgosa que la del año pasado’.

Situaciones similares se viven en Chaco, Corrientes y Entre Ríos, donde técnicos del Ministerio de la Producción entrerriano estimaron que en diez días estaría llegando a esa provincia la crecida extraordinaria del río Paraná.

En ese marco, el organismo solicitó a los productores que tengan ganado en la zona de islas y campos bajos aledaños al río que tomen los recaudos pertinentes y comiencen a retirar la hacienda hacia campos más altos, donde la crecida no afectará a los animales.

El coordinador de la Junta Provincial de Defensa Civil de Chaco, Rodolfo García, dijo que buscaban “adelantarse a posibles consecuencias previstas a partir del pico de la creciente, que llegaría al puerto de Barranqueras entre el domingo y el lunes”. En tanto, el gobierno de Corrientes advirtió sobre un panorama “poco alentador”, ya que los informes de Prefectura Naval y la Entidad Binacional Yacyretá pronosticaron una creciente aún mayor a la registrada a mediados del año pasado.

Temas en esta nota

Load More