Autoridades evalúan daños por crecida del Paraná

El Director de Emergencia del Ministerio de Agricultura de la Nación viajó al noreste argentino para recorrer las zonas afectadas.

Por
Autoridades evalúan daños por crecida del Paraná
20deJuniode2014a las08:16

El equipo de trabajo de la Secretaría de Coordinación Político-Institucional y Emergencia Agropecuaria del Ministerio de Agricultura de la Nación viajó al noreste argentino para recorrer las zonas afectadas por el desborde del río Paraná.

Los funcionarios y técnicos de la Secretaría, a cargo de Javier Rodríguez, están recorriendo las diferentes provincias afectadas por la crecida y evaluando las problemáticas y necesidades de los productores. 

El director nacional de Emergencia Agropecuaria, Gabriel Scalerandi, junto con personal técnico, estuvieron relevando las pérdidas de los productores de las islas del delta del río Paraná, y coordinando con el personal del INTA y de las delegaciones de agricultura familiar la asistencia a brindar. 

“Es muy difícil estimar las cabezas de hacienda evacuadas, pero estamos hablando de decenas de miles” afirmó el Director de Emergencia, Javier Scheibengraf, en diálogo telefónico desde Chaco con El Enfiteuta. 

El funcionario precisó que ya hay recursos girados a las provincias de Chaco, Corrientes y Entre Ríos, en torno a los 600 mil pesos para cubrir necesidades inmediatas en compra de alimento balanceado, boyeros eléctricos y comederos.

Scheibengraf explicó que la crecida del Paraná es un evento recurrente casi que se repite todos los años, por lo que se está trabajando en un proyecto de prevención y mitigación de riesgos a futuro, ya que a pesar de la recurrencia ni las provincias ni la nación tienen un esquema previsto frente a las crecidas.

Se buscará con ello mejorar la infraestructura con barcazas, boyeros eléctricos, equipos de radio y galpones con forraje. Mientras que en el sistema de evacuación se priorizan vientres (vacas y vaquillonas) en tanto que dan recomendación a los productores de vender las categorías más comerciales pero subrayan que se hagan ventas en conjunto para no ser víctimas de oportunistas que les bajen los precios.

En el norte de Corrientes ya se diseñó un proyecto previo a la crecida del Paraná en el que la Nación aportará 1,2 millón de pesos en los próximos días para la cubrir las necesidades de vacunos y animales de granja que incluye la provisión de una ensiladora para la producción y aprovisionamiento de forrajes.

La evacuación generalmente comienza por la experiencia de los isleños días antes de que se produzca la creciente comienzan los movimientos de evacuación. “Los que poseen más de 200 cabezas tienen un esquema de evacuación muy bien preparado”, sostiene el Director de Emergencia. Otra es la situación de aquellos que cuentan con menos de 100 cabezas donde la asistencia es más urgente.

En plena contingencia es muy complicado estimar daños y pérdidas lo primero que se dispara es la asistencia a productores con alimento para los animales. También complica la disponibilidad de tierra continental ya que algunos productores poseen campos pero los siembran o alquilan para cultivo de soja.

El Director de Emergencia indicó además que en su la recorrida recibieron informes recientes de una crecida en el río Paraguay que está comenzando a complicar la zona costera de Formosa, debido al exceso hídrico ocasionado por las fuertes precipitaciones en Brasil y en la Argentina, que impiden que la cota del río baje por la acumulación de agua en los arroyos.

Durante esta semana hubo relevamientos en las provincias de Chaco, Corrientes, delta bonaerense, y continúan por estos días evaluando la situación en las provincias de Santa Fe y Entre Ríos. En Misiones la situación fue menos comprometida. La evacuación dura generalmente unos dos meses, en este caso hasta agosto, pero luego la asistencia en las islas debe continuar ya que no quedan pasturas disponibles.

Recomendaciones

El área de Emergencia del Ministerio de Agricultura, elaboró una serie de recomendaciones para asociaciones de productores, centros ganaderos, instituciones públicas municipales y provinciales.

1. Prever el movimiento de hacienda desde las islas y zonas bajas a campos altos en continente.

2. Asegurarse de cumplir con los requisitos sanitarios y formales para realizar el traslado de la hacienda en pie.

3. Prever el destino de vientres y categorías en proceso de terminación a campos receptores para el sostenimiento de la capacidad de producción.

4. Coordinar el uso de las balsas y barcazas con anticipación para evitar el exceso de demanda.

5. Realizar una clasificación del rodeo y liquidación de las categorías terminadas 

6. Asegurarse opciones de comercialización articulada con otros productores y/o a través de mercados ganaderos televisados (ejemplo: ROSGAN) para asegurar un precio justo y evitar con ello, la aparición de compradores oportunistas.

Asimismo desde esta Dirección Nacional se ha elaborado una propuesta de ayuda económica para asistir en la situación de crisis a los productores ganaderos de las provincias afectadas.

Temas en esta nota

Seguí leyendo