Preocupa atraso histórico en la cosecha de maíz

La recolección de este cereal se está viendo severamente aquejada por fuertes retrasos, que comienzan a perjudicar la siembra de trigo.

Por
Preocupa atraso histórico en la cosecha de maíz
25deJuniode2014a las07:23

Pese a las expectativas oficiales sobre una cosecha de 25 millones de toneladas de maíz, la recolección de este cereal se está viendo severamente aquejada por fuertes retrasos. La situación no registra antecedentes, ya que aún no se ha logrado cosechar siquiera la mitad de la producción, algo que preocupa y que también afecta a un cultivo de invierno como es el trigo.

"La situación se está volviendo realmente complicada, para las dos cosechas: la nueva, (trigo) que comienza a retrasarse (la siembra) y la gruesa que todavía falta levantar, y que no es menor", indicó ayer el director de la consultora Agritrend, Gustavo López, que catalogó el atraso en la cosecha de maíz como "inédito".

"Hoy estamos hablando de una soja que todavía nos está quedando algo más del 10%, un poco más de 2 millones de hectáreas por levantar. La situación se vuelve más conflictiva en todo lo que es Nordeste, donde estaría restando no menos de 600 a 700 mil hectáreas, que hacen un aporte importante, pues estamos hablando de 2.700 kilos por hectárea", agregó el especialista en declaraciones al programa Siempre que llovió, paró, que se emite por Radio Colonia.

"La otra zona es el sudeste de la provincia de Buenos Aires, con casi un millón y medio de hectáreas, pues solamente se levantaron 900.000 y restan las otras 500 a 600 mil, estamos hablando de 2.000 kilos de promedio por hectárea", explicó López.

Tras destacar que "están complicadas las dos cosechas. El final de la vieja y el arranque de la nueva campaña, que no comienza", el analista señaló que respecto de lo que falta recolectar aún "el tema del maíz en particular es realmente notable".

"Es correcto que hayan utilizado una serie de variedades más tardías, pero que a esta altura del año, solamente se haya levantado algo menos de la mitad. Es algo insólito", sostuvo López.

A su vez, consideró que "las pérdidas también van a ser interesantes desde el punto de vista de lo que es el volumen total. Tampoco acá soy demasiado optimista respecto de los que hablan de 25 millones de toneladas. Lo veo por debajo de ese volumen, aunque el tema de las cifras en la Argentina es bastante difícil de establecer".

"El año pasado hablaban de una soja de 49 millones y terminó siendo bastante inferior, y aún peor en maíz, que oficialmente se hablaba de un nivel totalmente absurdo (32 millones de toneladas), y fue 25 millones a lo sumo, que coincide con el ritmo de las compras y de las exportaciones que se fueron dando", añadió.

Con lo cual, "evidentemente, hay una distorsión", destacó López; en tanto que consultado sobre el arranque de la siembra de este año, afirmó que "el trigo arrancó con más incentivo para el productor por distintas vías". "Arrancó con un nivel de precios que marcaba una posición enero en torno a los 205 dólares la tonelada, lo que daba incentivos a sembrar y en alguna medida se fue plasmando en lo que es la actual hipótesis de siembra en torno a 4.200.000 hectáreas", afirmó.

Pero para el analista, luego este escenario positivo se comenzó a desvanecer, "por un lado, por los precios que bajaron bastante, ya que estamos hablando que ahora la posición enero ronda 195 dólares la tonelada, y cuando se hace un análisis de lo que son los precios futuros, estamos más cerca de los 180 a 185 dólares la tonelada".

Temas en esta nota

Seguí leyendo