Subproductos del cinturón verde, en la mira industrial

Estudio de Adec para identificar oportunidades para la rama alimenticia o farmacéutica.

Por
Subproductos del cinturón verde, en la mira industrial
05deJuliode2014a las09:24

La Agencia para el Desarrollo Económico de la Ciudad de Córdoba (Adec) realizó la presentación de un estudio de mercado dirigido a identificar oportunidades para la aplicación industrial –en la rama alimenticia o farmacéutica, entre otras– de los subproductos vegetales provenientes del cinturón verde.

El informe concluye que esta zona periurbana local no tiene un posicionamiento claro como sí lo tienen otras zonas del país (Tucumán con los cítricos, por ejemplo) y que el desconocimiento sobre su potencialidad es generalizado. De todas formas se le asigna un gran potencial dada la fertilidad de su suelo y cercanía a centros industriales.

Verduras deshidratadas, pulpas y algunas especias son tratamientos de baja complejidad con mayor oportunidad a desarrollarse. El mercado de comida al plato y congelados es un sector con demanda latente, señala el informe.

A su tiempo, los extractos medicinales, vinagres especiales, caroteno, extracto de clorofila, proteína vegetal, subproductos del maíz y pigmento y azúcar de remolacha son tratamientos de alta complejidad que se visualizan con oportunidades a desarrollarse, siendo mercados potenciales la medicina y cosmética fitoterapéutica.

El informe señala, por su parte, que las hojas verdes, la granada, el durazno y el maíz fueron las variedades a las que más valor de uso inminente le percibieron las industrias entrevistadas. Hay que profundizar las posibilidades de expandir la producción de derivados de estas variedades.

Se concluye que el cinturón verde requiere de una actitud proactiva del sector público para garantizar, al menos, procesamientos de baja complejidad. Pero la contribución solidaria y receptiva de las industrias no es menos necesaria para su prosperidad futura”, expresa.

Tendencias

El consumo de lo natural es una tendencia que llegó para quedarse. Las industrias están alertas a este proceso y la inclusión de mayor cantidad de insumos y subproductos naturales dependerá de las exigencias del consumidor y su disposición a pagar un extra por los beneficios asociados. En Argentina, el proceso de adopción de lo natural recién está en sus inicios respecto de otros países.

La industria tiene resuelto la provisión de sus insumos y subproductos naturales que compra. De todas maneras, se muestra abierta a nuevos ofrecimientos que eventuales proveedores pueden llevarles. En este sentido, buscan productos concretos que demuestren las propiedades y beneficios ofrecidos. El riesgo para la industria debe ser bajo.

Ofrecer insumos y subproductos requiere de desarrollos y procesos de calidad que la industria celebra que productores del cinturón verde lo ofrezcan. Aunque no dejan de expresar el gran desafío que ello implica.

Un proveedor debe mostrar al industrial un real beneficio para el consumidor y que este valore ese producto natural. De otra manera, será difícil cualquier implementación.

La oferta y la demanda se encuentran en una situación de tensión, dado la asignación del riesgo a la otra parte. Para que este círculo tenga virtuosismo, organismos gubernamentales deberían ingresar con fuerza para dicha resolución. La industria espera esta política.

La industria considera que el productor de variedades tiene hoy grandes limitaciones para la generación de insumos y subproductos naturales. Probablemente el ingreso de nuevos inversores sea necesario.

El insumo y subproducto natural no es un producto estándar para la industria. Sus especificaciones técnicas varían de empresa a empresa (como así también sus precios). Es muy difícil detectar demandas específicas. Para ello, el proveedor de este tipo de productos deberá encontrar la demanda en empresas solicitantes ad hoc . Los pedidos de subproductos en general son de muy bajas cantidades, por lo que el mercado normalmente es internacional.

El informe concluye que el cinturón verde requiere de una actitud proactiva del sector público para garantizar, al menos, procesamientos de baja complejidad. Pero la contribución solidaria y receptiva de las industrias no es menos necesaria para su prosperidad futura.

Alcances del relevamiento

Industria alimenticia. Se contactaron 21 empresas y se realizaron 37 entrevistas. Entre los objetivos específicos, el estudio buscó detectar las tendencias en materia de manufactura y consumo de alimentos y bebidas; conocer los obstáculos y facilitadores de implementación de mayor cantidad de subproductos naturales.

Industria farmacéutica y otros. Se contactaron 11 empresas y se realizaron 18 entrevistas. El objetivo general fue buscar oportunidades de generación y utilización de subproductos vegetales de alto valor.

EDICIÓN IMPRESA

El texto original de este artículo fue publicado el 04/07/2014 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.

Temas en esta nota