Trigo, por debajo de los cálculos

Hubo zonas donde no se cumplió el plan de siembra. Cayó el precio, pero podría haber una recuperación.

Por |
Trigo, por debajo de los cálculos
29deAgostode2014a las07:39

Se dio por finalizada la siembra del trigo en nuestro país. Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la superficie total cubierta con el cereal alcanzó los 4,1 millones de hectáreas, cifra que si bien supera en casi medio millón de hectáreas lo implantado un año antes (aumento de 13,3 por ciento), queda por debajo de las estimaciones preliminares que hablaban de 4,3 millones.

La entidad señala que varios lotes de la región bonaerense se vieron afectados por las abundantes lluvias del otoño y buena parte del invierno, generando limitaciones al productor a la hora de los trabajos de implantación. Por su parte, en amplios sectores del centro y norte de la región agrícola, se dio una expansión del área triguera, justificando el aumento interanual de área.

Los datos de la Bolsa porteña contrastan con los presentados por el Ministerio de Agricultura. En su último informe mensual de estimaciones agrícolas, el organismo ratificó su proyección de área en 4,5 millones de hectáreas, afirmando un incremento del 23 por ciento frente al ciclo previo. Justificó la suba en las buenas condiciones de humedad inicial, necesidades de rotación, perspectivas de precios y el irregular comportamiento de cultivos alternativos.

Habrá que ver si en los sucesivos informes el ministerio continúa ratificando su estimación, o la corrige a partir de la situación observada en terreno bonaerense.

Más allá de una u otra proyección, el aumento de área es realidad y las perspectivas de producción por ahora indican que se obtendrán entre 10 y 11 millones de tonelada, de no haber sorpresas mayúsculas con el clima de aquí a la cosecha.

Con un consumo interno que se calcula en torno a los 6,5 millones de toneladas según datos oficiales, se trabaja con una proyección de exportaciones en el rango entre 3,5 y 4,5 millones de toneladas. Usualmente se suele otorgar un cupo a la exportación para que salga a dinamizar el mercado y aliente la siembra. Luego de lo ocurrido en la campaña 2012/13, cuando se sobreestimó ese cupo y por una caída en la cosecha faltó trigo para el mercado interno, las autoridades se muestran reticentes a otorgar permisos para exportar antes de conocer el número final de producción.

Esta situación le juega en contra a los precios, ya que sin la exportación activa, la demanda es tranquila y con una oferta que busca ponerle valor a la producción, los precios se deprimen.

Así fue como, todavía con la memoria de la campaña en curso, la posición enero 2015 en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) cotizaba por encima de 200 dólares la tonelada, para caer desde junio y quedar en los últimos días debajo de 170 dólares. Desde estos niveles, la demanda se reactivó. La zona de 180 dólares ahora luce como objetivo para el productor que no pudo aprovechar la oportunidad de principios de agosto, con la exportación activa pese a no tener ROE. Es en esta zona de precios donde se espera que vuelva a hacerse un volumen físico importante. La recomendación es esperar dicho valor, estando atentos a un mercado que seguramente durará pocos días.

*Operador comercial de fyo (jmorelli@fyo.com)

Temas en esta nota

Load More