Las vacas, marcaron preferencia en la semana

Se subastaron con tendencia positiva, en algunos casos con mejoras y en otros sosteniendo sus respectivos valores corrientes. El consumo liviano, laborioso y con mayor tranquilidad a lo largo de la semana.

Por |
Las vacas, marcaron preferencia en la semana
13deSeptiembrede2014a las08:49

MERCADO DE LINIERS

Oferta chica y pobre calidad, las principales características del actividad en el comienzo de la semana.

Solamente en aquella oportunidad se subastaron con precios sostenidos aquellos lotes que reunían calidad y terminación.

Producto del muy mal estado del los caminos rurales y las lluvias de las últimas horas, la oferta de martes y miércoles fue moderada. Los novillos y la hacienda liviana de consumo terminaron con plaza animada en general y ganancias entre 20 y 30 ctvos. por kilo, vacas y toros con subas de 20 ctvos, en la segunda jornada de trabajo, la actividad dejó precios sin cambios de significación con relación a la víspera el día miércoles. 

Luego de un jueves sin oferta, la semana concluyo su labor con la entrada más importante de las cuatro rondas. Clima selectivo para toda aquella hacienda destinada al consumo, categorías que sufrieron visibles bajas con relación a la jornada precedente. Las vacas nuevamente único renglón que mantiene sus respectivos valores corrientes.

MERCADO DE GANADO ROSARO

Las ventas en el arranque de semana se realizaron dentro de un marco de mucha dificultad para colocar aquellos conjuntos que no reunían calidad, dejando una plaza encalmada con valores en baja.

El escenario se modificó el miércoles, los conjuntos de vacas comercializados fueron de la preferencia de la demanda que salió a competir con muy buenos precios, dejando en esta categoría un mercado muy firme. El resto de lo comercializado se mostró sin grande cambios, sosteniendo los valores del lunes.

Los distintos tipos de vacas registraron mejoras en las ventas del viernes,  aumentó el interés y los precios crecieron para quedar como los más destacados del mes. Por la menor salida de carne en los mostradores se incrementó la cantidad de stock en cámaras, generando una retracción en los negocios, provocando mayor selección y tranquilidad cuando la actividad pasó por la hacienda de consumo.

Temas en esta nota