Estados Unidos termina con poco “stock”

El saldo 2013/14 en soja fue 2,5 millones de toneladas. Se trata del nivel más bajo en los últimos 42 años.

Por |
Estados Unidos termina con poco “stock”
03deOctubrede2014a las07:16

El martes se conoció el reporte trimestral de stocks en Estados Unidos, mediante el cual el Usda publica los resultados del relevamiento de existencias físicas en el país del norte a una fecha determinada.

En esta ocasión, los datos corresponden al corte realizado el 1° de septiembre y sirven para analizar los inventarios finales de la campaña 2013/14 de soja y maíz, los dos principales productos de interés para Argentina.

Respecto a la oleaginosa, el organismo sorprendió con un nivel de existencias que fue muy inferior a lo esperado por los analistas. El conteo de mercadería arrojó un total de 2,5 millones de toneladas (sólo 23 por ciento en los campos), cuando se calculaba que quedaría 3,4 millones.

De confirmar dicha cifra como número final de stocks para el ciclo 2013/14, se estaría en presencia del menor acarreo de los últimos 42 años.

Hay que remontarse a 1972, cuando se cerró con sólo 1,6 millones de toneladas, aunque con un consumo que representaba cerca del 40 por ciento de la demanda actual.

Si en vez de tomar como referencia el volumen absoluto de existencias se mide la relación stocks/consumo, la temporada 2013/14 cerraría en 2,7 por ciento, siendo el valor más bajo de la serie histórica disponible en los registros del USDA.

La situación de inventarios ajustados que marcó al desarrollo de toda la campaña 2013/14 promete ser revertida con la llegada del nuevo ciclo, lo cual viene impactando sobre los precios en los últimos meses, que tocaron los mínimos en más de cuatro años.

En cuanto al maíz, por el contrario, los números publicados resultaron más holgados. El conteo de mercadería arrojó un saldo de 31,4 millones de toneladas (37 por ciento en los campos), cuando en el último reporte de oferta y demanda el USDA dejó el cálculo en 30 millones de toneladas.

Esta mayor holgura se da incluso con el consumo más alto en seis años para el último trimestre del ciclo comercial, que se apoya en la caída de precios que sufrió el forrajero.

Al igual que en soja, se proyecta que la producción de maíz que se está cosechando marque un nuevo récord, dejando aún más holgados tanto el nivel de existencias finales (llegarían a 50,8 millones de toneladas al finalizar el ciclo 2014/15) como la relación stocks/consumo (sería la más alta en nueve años).

El reporte del USDA tuvo relativamente poco impacto en el mercado, teniendo en cuenta que las tendencias generales ya están descontadas. La presión de una cosecha récord en Estados Unidos, que se suma a una excelente campaña obtenida en Sudamérica, corrieron el eje desde la escasez hacia la sobreoferta.

A nivel local, y sin grandes variaciones esta semana en Chicago, tuvo mayor importancia relativa la situación propia. Con las fábricas buscando originar y dándole algo de sustento a los precios. Para quien no tiene realizado un nivel significativo de coberturas, se puede aprovechar la oportunidad en un mercado que todavía no encontró, o al menos no definió, el piso desde donde comenzar a recuperar el terreno perdido.

*Operador comercial de fyo jmorelli@fyo.com

Temas en esta nota

Seguí leyendo