El consumo liviano sufrió nuevos quebrantos

Tanto en Liniers como en Rosario, los conjuntos livianos destinados al abasto local fueron comercializados dentro de un ambiente de suma tranquilidad y selección.

Por |
Los precios reflejaron nuevas y visibles bajas con relación a la semana precedente.

Los precios reflejaron nuevas y visibles bajas con relación a la semana precedente.

25deOctubrede2014a las08:13

MERCADO DE LINIERS                            

Como sucede cada lunes en esta plaza ganadera, la oferta estuvo compuesta por animales de diversa calidad. Entrada similar a lo ofrecido en cada apertura de semana. Las ventas se desarrollaron dentro de un clima sin grandes cambios.

La muy tranquila participación de los distintos compradores quedo de manifiesto el martes, ante una demanda que se muestra abastecida y con poco margen para efectuar sus negocios, el mercado operó de manera muy tranquila, con bajas para los novillos y novillitos de 30 ctvo., vaquillonas y terneros con quitas de 20 ctvo., Las vacas con precios sostenidos y los toros ganaron 20 ctvo. por kilo.

Nada se modificó el miércoles, Liniers no recuperó lo perdido el martes, y la oferta moderada no pudo cambiar la postura de los compradores que participan del negocio de manera selectiva. El  saldo de esta realidad fue de nuevas bajas, en esta oportunidad  de 10 ctvo. en novillos, vacas y toros y de 30 ctvo., para el consumo liviano.

Los precios pagados el jueves se ajustaron a clase, calidad y estado y no se los puede considerar como referentes teniendo en cuenta la condición especial del remate.

El final de la semana confirmó lo observado las jornadas precedentes. El cierre dejó como resultado quebrantos entre 20 y 30 ctvo. Solamente las vacas buenas de consumo que ganaron 10 ctvos., la conserva que no modificó sus valores y los terneros que crecieron entre 20 y 30 ctvo., producto de la muy buena calidad ofrecida.

MERCADO DE GANADO ROSARIO

La semana y con tres rondas de operaciones, arrancó sin modificaciones con relación al último cierre. El trabajo se desarrollo dentro de un clima encalmado con visible selección para todo el consumo liviano, categorías que no despertaron el interés de los distintos compradores. Las vacas y los toros fueron comercializados en un marco de precios sostenidos.

Esa tendencia no se modificó el miércoles, nuevamente con valores sin cambios se efectuaron las operaciones para vacas y toros y dentro de un clima pesado, selectivo y con poco interés de compra se vendieron los novillitos, vaquillonas y terneros.

El final de la semana no mostró nada diferente, el consumo liviano sufrió nuevos quebrantos, producto de una demanda que desarrollo su trabajo sin poder de compra por este tipo de conjuntos, aduciendo una pobre salida en el mostrador. Esa cautela y selección también en esta ronda se traslado a los conjuntos de vacas y toros.

Temas en esta nota