Apertura de exportación de granos no impactará en los precios

CREA consignó ayer que la "leve apertura del cupo exportable de trigo y maíz" no impactará en los precios de los granos.

Por
"Se va a exportar lo que ya se compró, y eso es importante no en el corto, pero sí en el mediano plazo", precisó Salvaro.

"Se va a exportar lo que ya se compró, y eso es importante no en el corto, pero sí en el mediano plazo", precisó Salvaro.

30deOctubrede2014a las07:09

Un informe de CREA consignó ayer que la "leve apertura del cupo exportable de trigo y maíz" no impactará en los precios de los granos, mientras que el presidente del Centro de Corredores y Agentes de la Bolsa de Cereales, Javier Buján, dijo que hay malestar en Brasil porque la Argentina no le exporta trigo. 

Buján, quien acaba de regresar del 21er. Congreso Internacional de Trigo, organizado por la Asociación Brasileña de la Industria del Trigo (Abitrigo), sostuvo que si bien la Argentina de la campaña actual 2014-2015 puede exportar a Brasil 5,5 millones de toneladas, hay pocas chances de que se concrete.

"De este modo, los brasileños ya tuvieron que recurrir al trigo de Estados Unidos y en menor medida de Canadá, con lo cual se les encarece el precio y el costo del flete, en tanto el argentino es un mercado cercano, que conocen porque siempre los hemos abastecido", aseguró el directivo.

RECOMENDACIONES PARA EL MERCADO LOCAL

En tanto, un nuevo informe del mercado de granos realizado por el técnico de CREA, Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola, Sebastián Salvaro, brindó recomendaciones para el mercado local, y aseguró que la autorización de exportación que anunció el ministro de Economía, Axel Kicillof, no impactará en los precios en el corto plazo. 

"Por el lado interno, lo más relevante de las últimas semanas fue el anuncio del ministro Kicillof, en el que dijo que se iban a poder exportar 500 mil toneladas más de maíz, 400 mil toneladas más de trigo y 100 mil toneladas más de harina", manifestó Salvaro.

Advirtió que "esto es importante porque demuestra una necesidad de que la exportación empiece a reaccionar para estos cultivos, y puede llegar a ser interesante para terminar de conjugar lo que va a ser la oferta y demanda de estos productos a nivel interno", explicó Salvaro.

LA EXPORTACIÓN, CON SALDOS YA COMPRADOS

En tanto, en el caso del maíz, el especialista señaló que "la autorización no debería impactar en los precios, porque la exportación viene con saldos comprados de años anteriores y con saldos embarcados", 

"Hay casi 13 millones de toneladas embarcadas frente a 16 millones de toneladas compradas. Se va a exportar lo que ya se compró, y eso es importante no en el corto, pero sí en el mediano plazo", precisó.

Temas en esta nota