Altas temperaturas y escasas precipitaciones

Las buenas condiciones del tiempo se mantendrán sin mayores cambios durante los próximos días y a mediados de semana se presentarían lluvias de baja intensidad.

Por
15deNoviembrede2014a las07:46

Teniendo en cuenta que la circulación del noreste se fortalecerá, la temperatura irá en aumento hasta superar largamente la barrera de los 30°C durante el fin de semana, sobre todo en el norte del país.

Las marcas de temperatura máxima se instalarán en un régimen propio de verano al menos hasta el martes. Se pronostican precipitaciones menores entre martes y miércoles de la semana próxima.

Estas lluvias serían de montos insignificantes y por lo tanto mantendrían un panorama deficitario desde el punto de vista pluvial para el resto de la segunda década de noviembre y comienzos de la próxima.

Recién en 15 días se darían precipitaciones abundantes y focos de tormentas severas con precipitaciones que podrían superar los 100 mm.

Reservas de Humedad

Las reservas de humedad son adecuadas u óptimas en toda la franja este del territorio, incluyendo las provincias de Corrientes, Entre Ríos y Buenos Aires, con algunos focos hídricos abundantes.

La franja central del país se encuentra en condiciones regulares, como ser el oeste de la provincia de Misiones, Chaco, Santa Fe, noroeste de Buenos Aires, noreste de Santiago del Estero, norte de La Pampa y Córdoba en regiones puntuales, ya que esta provincia presenta mayormente condiciones hídricas escasas.

La franja oeste del territorio nacional presenta condiciones de sequía.

 

Impacto en los precios

Estados Unidos

Respecto al país del norte es importante estar atentos a las bajas temperaturas que están afectando al trigo y generando preocupaciones por el desarrollo del mismo. De continuar dichos temores los precios del cereal seguirían aumentando.

Por otro lado, la ocurrencia de lluvias podría retrasar levemente las tareas de cosecha de soja y maíz generando una presión levemente alcista sobre los precios.

Argentina

En nuestro país, los pronósticos indican temperaturas elevadas y lluvias escasas para la próxima semana lo que genera cierta alerta en torno al ritmo de avance de la siembras de soja y maíz y la cosecha de trigo. De evidenciarse déficit hídrico, como consecuencia de las condiciones antes mencionadas, se retrasarían las labores y los precios podrían encontrar cierto sostén en el factor climático. 

Temas en esta nota