Se instaló un clima muy flojo en Liniers

Si bien las ofertas fueron moderadas, el menor poder de compra de la demanda provocó nuevos quebrantos en los precios y un visible comportamiento selectivo.

Por |
La principal plaza ganadera del país no logra reaccionar.

La principal plaza ganadera del país no logra reaccionar.

13deDiciembrede2014a las07:47

MERCADO DE LINIERS

El lunes debido al feriado nacional no se realizaron operaciones en este mercado ganadero, dejando a la semana con una ronda menos de negocios.

El martes, las ventas se efectuaron con una moderada oferta y los compradores bien abastecidos, con escaso poder de compra repitieron los condiciones desfavorables de la semana pasada, los precios dentro de una plaza muy floja perdieron entre 10 y 20 ctvo.  

El miércoles, hubo un incremento en el número de hacienda embretada y la selectividad imperó durante toda la jornada, con la excepción de los terneros de calidad superior, única categoría que terminó la rueda con 20 ctvo. de suba, el resto encontró quitas que oscilaron entre 10, 20 y hasta 30 ctvo. por kilo.

El Jueves, día de remates especiales y con insuficientes lotes de calidad, el clima laborioso fue lo destacado de la operatoria. En dicha jornada se pudo apreciar un ambiente muy flojo y precios que equipararon las marcas de las dos rondas precedentes. 

El viernes, terminando las ventas, en una semana que reunió un total de 25.221 cabezas, las bajas en los precios fueron nuevamente el resultado de remates establecidos con flojedad, salvo los novillos que no manifestaron cambios, la mayoría de lo puesto en venta cerró con quitas en los valores corrientes de 10 a 20 ctvo. por kilo vivo.

MERCADO DE ROSARIO

El mercado local tuvo solamente dos rondas de operaciones con características similares y un total comercializado de 1.106 vacunos.

El miércoles, ante una buena cantidad de hacienda embretada, mayoría lotes de reconocida calidad, estado y terminación, los remates se establecieron con agilidad, definido interés de la demanda, especialmente para la hacienda destinada al consumo local y precios superaban las marcas de la semana anterior.

El viernes nada cambió y los compradores insistieron con la misma determinación, interés por los conjuntos chicos de consumo y una intervención sostenida en los distintos tipos de vacas y toros. 

Como síntesis de esta semana, el mercado de Liniers estableció una clara postura negativa, mientras la plaza rosarina mostró una realidad opuesta, el encierre de una mejor calidad y la mayor capacidad de compra fueron factores fundamentales en la operatoria.

Temas en esta nota