Volvió a retroceder el mercado interno de tractores

Luego de 2 años seguidos en alza, el mercado interno volvió a retroceder. Incidió la falta de rentabilidad agrícola.

Por |
Los tractores aplicaron la reversa. (La Voz).

Los tractores aplicaron la reversa. (La Voz).

27deDiciembrede2014a las08:21

La venta de maquinaria agrícola en el país no termina de agarrar velocidad. Luego de haber encadenado en 2012 y 2013 dos años de crecimiento en la comercialización de tractores, la adquisición de estos equipos volvió a poner reversa y cayó un poco más de 20 por ciento.

De acuerdo con los datos registrados hasta noviembre, y en función de las proyecciones para el último mes del año, el mercado nacional de tractores durante el presente año absorbió alrededor de 6.000 unidades, 23 por ciento menos que durante 2013, cuando las ventas totalizaron 7.767 unidades.

Dentro de esta composición, las empresas multinacionales adheridas a la Asociación Fábrica Argentina de Tractores (Afat) habían vendido hasta noviembre 3.926 unidades, mientras que la empresa cordobesa Pauny había logrado colocaciones hasta mediados de diciembre por 1.700 unidades. De esta manera, las proyecciones dimensionan operaciones durante el año por un total aproximado a los 6.000 tractores.

De esta manera, el mercado nacional de tractores rompe una inercia positiva de dos años. En 2013, cuando el mercado había alcanzado las 7.767 unidades, las ventas habían crecido 44 por ciento respecto a 2012, cuando las ventas reunieron 5.382 unidades (3.578 de las empresas asociadas a Afat y 1.804 de Pauny). En relación con 2011, el mercado había crecido 6,27 por ciento.

El mejor año de la última década para la venta de tractores fue 2008, cuando la demanda interna requirió de 8.360 unidades. Desde que existen estadísticas de ventas, el mejor año para los tractores en Argentina fue 1977, con 23.700 unidades.

El tamaño es, quizá, el único aspecto en el que los tractores muestran un crecimiento. Los requerimientos de potencia se encuentran en promedio en 130 HP, con una tendencia creciente en los últimos años.

Escaso margen

La retracción en los niveles de la demanda tiene su fundamento en el balance económico que aportó la última campaña agrícola. Con el precio de la soja desenvolviéndose, durante una parte de 2014, en su peor valor en los últimos cuatro años, sumado a un aumento considerable en los costos de producción, la ecuación agrícola dejó, en el mejor de los casos, poco margen para la inversión. Sin liquidez, el crédito volvió a ser la polea que traccionó las ventas.

El crédito bancario, en especial la línea del Banco Nación disponible para la compra de bienes de capital fabricados en el país (con una tasa de interés de 15,5 por ciento) dominó nuevamente el mercado de tractores, a tal punto que ya hay gestiones por parte de la industria para renovar la operatoria para el año próximo.

La línea productiva que tienen en vigencia los bancos privados, con una tasa de interés en pesos del 17,5 por ciento anual, también generó operaciones. “Hemos podido redondear un año muy similar a 2013 en cuanto a las ventas en el mercado interno”, aseguró José María López, vicepresidente de la empresa cordobesa Pauny. Por cuarto año consecutivo (desde 2011), la empresa de Las Varillas lideró las ventas domésticas, con alrededor de 1.700 unidades.

Con los productores y los contratistas rurales limitados para la adquisición y renovación de tractores, la demanda se mostró activa por el lado de su uso para labores viales y en los municipios. “En nuestro caso, el segmentos de provisión a los consorcios camineros y a los municipios, fue importante. Ya representa alrededor del 25 por ciento de nuestras ventas”, dimensionó López.

Más allá del esfuerzo de las fábricas por mantener los niveles de venta, los industriales del rubro admiten que hay una disminución en los márgenes del negocio, producto de la inflación y del costo financiero.

Lo que vendrá

Con los precios agrícolas sin mucho margen para crecer, el financiamiento volverá a tener preponderancia en las ventas durante el año próximo. “Creemos que 2015 va a ser un año en el que la soja seguirá teniendo preponderancia pero que, con la baja del precio de los granos, muchas zonas marginales van a migrar hacia la ganadera. En este contexto, los créditos jugarán un papel fundamental en la venta de tractores y maquinaria”, pronosticó Manuel Ruiz, responsable de Marketing de Case para Argentina.

1.700 unidades

Fabricación en Córdoba. Durante el presente año, la fábrica de tractores Pauny, con sede en Las Varillas, colocó en el mercado interno alrededor de 1.700 unidades. El desempeño le valió continuar liderando las ventas domésticas, por cuarto año seguido.

23.700 tractores

Lo mejor, en 1973. De acuerdo con las estadísticas de venta a nivel nacional, la demanda de tractores durante el año 1973 fue la más alta que registra el mercado argentino, cuando se colocaron 23.700 unidades. El mejor año de los últimos 10 es 2008, con 8.400.

Temas en esta nota

Load More