Rusia exportará un 10% menos de trigo por aplicar retenciones

Así lo informó la agencia estatal de ese país. Desde el 1 de febrero la Federación Rusa implementará un 15% de arancel de exportación.

Por
Es para “tener una reserva suficiente que garantice la seguridad alimenticia en el territorio” ruso, afirmó el Primer ministro Dmitri Medvédev.

Es para “tener una reserva suficiente que garantice la seguridad alimenticia en el territorio” ruso, afirmó el Primer ministro Dmitri Medvédev.

20deEnerode2015a las07:51

Como consecuencia de la aplicación de retenciones a la exportación de trigo las ventas externas de ese cereal “disminuirán un 10%, hasta 20 millones de toneladas, a raíz del arancel a la exportación, según un informe del departamento de Agricultura de EE.UU.” informó el multimedio estatal Sputnik.

En diciembre a poco de conocerse la implementación del arancel de exportación, el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, destacó en una reunión la necesidad de introducir restricciones administrativas a la exportación del trigo y subrayó que Rusia debe tener una reserva suficiente que garantice la seguridad alimenticia en el territorio ruso.

Las críticas a la aplicación de retenciones en Rusia son similares a las de la Argentina por parte del sector privado. El arancel para la exportación de trigo “no redirigirá su flujo desde el mercado externo al interno”, declaró a Sputnik el presidente de la Unión Cerealista de Rusia, Arkadi Zlochevski. Para el cerealista el efecto sobre el beneficio del mercado interno “es una ilusión”.

A finales de diciembre de 2014 el Gobierno ruso anunció que a partir del 1 febrero de 2015 aplicará un arancel del 15% del valor aduanero, equivalente a no menos de 35 euros por tonelada. Según las autoridades rusas lo recaudado con este arancel se destinará a estabilizar el abastecimiento de grano y su precio en el mercado interno.

Productores no venderán trigo

Según Zlochevski “todos los campesinos que puedan guardar el trigo, lo colocarán en almacenes” y no lo sacarán desde allí hasta que no terminen las dificultades. Esta es la segunda vez que Rusia aplica retenciones a la exportación de trigo. La primera sucedió en enero de 2008 cuando se implementó un 40% de arancel por tonelada para que la suba internacional en el precio no impactara en el mercado interno.

“En 2008 la implementación del arancel fue fijado de antemano (…), lo que sucede ahora no cuadra, porque la exportación de facto está cerrada”, explicó Zlochevski, casi con argumentos calcados a los que emplea en la Argentina la dirigencia ruralista.

Durante 2014, las exportaciones rusas de trigo se duplicaron sobre 2013 durante los primeros diez meses del año. Según el Servicio Federal Ruso de Aduanas (FTS por sus siglas en ruso) las ventas externas del cereal entre enero y octubre de 2014 totalizaron 18 millones de toneladas por un valor de 4.470 millones de dólares.

Temas en esta nota