El sector agrícola inmerso en un “mercado de oportunidad”

En el mercado externo de referencia, el comportamiento de los valores futuros de los cultivos sigue influenciado por lo reiterativos fundamentos bajistas.

Por |
Las expectativas previas al reporte del USDA del próximo martes apuntan a que el organismo estadounidense ajustará en alza la cosecha de soja argentina y recortará la de Brasil.

Las expectativas previas al reporte del USDA del próximo martes apuntan a que el organismo estadounidense ajustará en alza la cosecha de soja argentina y recortará la de Brasil.

06deFebrerode2015a las07:24

El próximo martes 10, a las 14, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) dará a conocer, como cada mes, su reporte de Oferta y Demanda Mundial correspondiente a febrero.

Las expectativas previas al reporte arrojan que el organismo elevaría la estimación para la cosecha de soja 2014/15 en Argentina hasta llegar a 55,6 millones de toneladas y recortaría la de Brasil a 94,7 millones de toneladas frente a los 95,5 millones del mes anterior. En cuanto a los stocks de la nueva campaña, la estimación promedio de los participantes del mercado es que el USDA recortará los inventarios de soja tanto de Estados Unidos como los mundiales.

Más maíz

En el caso del maíz, la estimación promedio es que la producción 2014/15 en Argentina sea ajustada levemente al alza, llegando hasta 22,5 millones de toneladas, y la de Brasil a la baja, hasta llegar a 74,6 millones de toneladas, frente a los 75 millones del mes anterior. Finalmente, se espera que, en promedio, el USDA ajuste al alza los inventarios de trigo 2014/15 de Estados Unidos y a la baja los globales.

En el caso de los datos de ventas externas estadounidenses informadas también por el Departamento al 29 de enero –de las campañas 2014/15 y 2015/16– se encontraron dentro de las expectativas en todos los casos. Pese a conocerse esta información ayer, los tres productos principales recuperaron terreno en el mercado de referencia internacional, luego de varios días consecutivos de bajas.

Vaso medio lleno

Cabe destacar que el comportamiento de los valores futuros de los cultivos sigue influenciado por lo reiterativos fundamentos bajistas. Cierto respiro en ventanas muy cortas de tiempo se da en jornadas puntuales por recuperaciones relacionadas con factores técnicos y cuyo efecto se percibe muy efímero.

Otra grieta de escape a los bajos precios lo constituye alguna mejora parcial en los valores del petróleo o síntomas de debilidad (relativa) de un dólar que rompió todos los paradigmas, llegando a sus niveles más sólidos en años, poniendo contra las cuerdas a las commodities agrícolas, direccionando las inversiones hacia otros horizontes.

Lo cierto es que, sin llegar a los pisos de octubre, la curva de precios de la oleaginosa continúa transitando su trayecto bajista, con lo cual la recomendación para poder capturar mejores precios es estar muy despierto ante oportunidades cortas.

En el segmento local, el mercado esta semana que finaliza volvió a ofrecer pagar por la soja valores que estuvieron cercanos a los 2.400 pesos por tonelada donde había animosidad de venta por parte la oferta, llegando a “una cornisa” del inverso entre cosechas que el productor supo tomar como alarma de liquidación.

Perspectivas de cosecha

Se espera excelencia a nivel productivo. El 80 por ciento de los guarismos de superficie calculados por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires se corresponden con lotes de primera, que se encuentran transitando etapas críticas para la generación de rendimiento, de la mano de muy buenas condiciones ambientales en gran parte de las principales regiones agrícolas.

En consecuencia, luego de alcanzar una superficie récord de siembra, y si el clima continúa benévolo, la producción nacional de soja podría alcanzar un volumen récord de 57 millones de toneladas durante el presente ciclo, según la mencionada institución, incluso por encima de las declaraciones del organismo estadounidense.

*Analista de mercados y desarrollo comercial en fyo

Temas en esta nota