El incendio en la provincia de Chubut es incontrolable

El equipo de bomberos no logra detener el feroz avance del fuego. En el lugar, trabajan más de 120 brigadistas con 12 autobombas y se sumaron un helicóptero y dos aviones hidratantes. Evacúan a los habitantes de la zona.

Por
"Va a ser obra de la naturaleza que este incendio se extinga porque las dimensiones son impensadas y el clima no favorece", José Saldivia, jefe del Operativo. Foto: Infobae.

"Va a ser obra de la naturaleza que este incendio se extinga porque las dimensiones son impensadas y el clima no favorece", José Saldivia, jefe del Operativo. Foto: Infobae.

23deFebrerode2015a las16:03

Los equipos de bomberos no dan abasto para detener el feroz avance del incendio que se generó en Chubut el fin de semana y que ya arrasó con diez mil hectáreas de bosque. En el lugar trabajan más de 120 brigadistas con doce autobombas y se incorporaron un helicóptero y dos aviones hidratantes. En tanto, el gobierno de la provincia evacuó al menos 20 casas del barrio de San Esteban, en Cholila, cerca del foco del fuego.

El jefe del Operativo, José Saldivia, reconoció que "va a ser obra de la naturaleza que este incendio se extinga" porque las dimensiones son impensadas y el clima no favorece ante la falta de lluvias. A su vez, las condiciones de visibilidad no permiten el vuelo de aviones hidratantes en la zona afectada.

Si bien todos los expertos explican que los habitantes del barrio de San Esteban no corren riesgo por la lejanía del incendio, las autoridades de la provincia decidieron evacuar las zonas urbanas linderas al foco.

El diario El Chubut anunció que ayer el gobernador Martín Buzzi visitó el Centro de Operaciones de Emergencia, desde donde se coordinan los operativos, y calificó el trabajo de los bomberos como "intenso e importante". "Para sumar más recursos gestioné ante el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, un helicóptero y dos aviones del Servicio Nacional de Manejo del Fuego que nos está dando una gran ayuda", remarcó.

Los medios gestionados por el gobernador se sumaron a las 120 personas, entre brigadistas y personal de logística, tres autobombas forestales, maquinaria vial y dos embarcaciones que trabajan en la zona, con la coordinación de la Dirección General de Defensa Civil del Chubut. Estos recursos se complementaron con otros brigadistas del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, al tiempo que desde ayer comenzaron a trabajar como refuerzos bomberos voluntarios de distintas localidades de la región como El Hoyo, Lago Puelo, Esquel y Trevelin.

El jefe de Defensa Civil, Evaristo Melo, indicó que se busca "salvaguardar y prevenir toda afectación a la vida humana que pudiera correr riesgo por el fuego, aunque por el momento sigue alejado de las zonas urbanas". Y, por último, explicó que "la accesibilidad sigue siendo el mayor inconveniente".

Temas en esta nota