Tecnologías que mejoran todos los ciclos

En Chivilcoy se observaron a campo híbridos de maíz SPS y variedades de soja con genética Syngenta. Además se presentaron las Big Bags, bolsones de semillas de soja de 800 kilogramos con tratamiento Plenus entregadas en el campo listas para sembrar.

Por
Ing. Agr. Diego Agueci explicando las variedades plantadas. Foto: Agroagencia.

Ing. Agr. Diego Agueci explicando las variedades plantadas. Foto: Agroagencia.

11deMarzode2015a las15:53

En un evento a campo organizado por la firma GICSA (distribuidor aliado y multiplicador de Syngenta), pudieron observarse en acción nuevas tecnologías diseñadas para maximizar rindes y bajar costos.

Syngenta presentó materiales con genética propia en soja y maíz, al tiempo que se evaluaron las prácticas aplicadas que permitieron obtener cultivos de excelentes condiciones sanitarias, con expectativas de rindes cercanos a los 60 qq/ha en soja y superiores a 120 qq/ha en maíz.

En las estaciones de soja se  analizó el manejo de variedades, fungicidas, biotecnología, insecticidas y tratamiento de semillas. Como punto de partida se describió la tecnología Plenus, que permite tener una soja “lista para sembrar”.

Según explicaron los técnicos presentes, estas semillas llegan al campo tratadas de manera profesional, lo que mejora su calidad y facilita su manejo al evitar la inoculación en el lote y reducir el uso de envases.

Además, gracias al curado uniforme que asegura una dosis homogénea en todas las semillas, se consigue un mayor coeficiente de logro, con un porcentaje de nacimientos superior al 95 por ciento.

De esta forma se evita la sub o sobredosificación, apuntando a una dosis óptima de ingrediente activo por semilla y no a la tradicional dosis por hectárea. Los productos recomendados fueron Plenus Base, Plenus Max y Plenus Forte.

Enfermedades y plagas a la vista

Al evaluar la incidencia de enfermedades en el cultivo –que en la presente campaña se vieron favorecidas por las condiciones de humedad–, se destacó la presencia de Septoria en los estratos medios e inferiores del cultivo, y Cercospora en el tercio superior. Para estos casos se recomendó cuantificar el nivel de enfermedad y tomar la decisión de aplicar en el umbral de acción, antes de llegar al daño económico.

Los productos sugeridos para estas enfermedades fueron Amistar Xtra Gold o Amistar Xtra para aplicar en los estados reproductivos, seguidos por una aplicación de Geyser hacia el final del ciclo con el objetivo de conseguir mejor área foliar y calidad de grano. En menor medida hubo presencia de muerte súbita –para la cual se recomendó el tratamiento de semillas con Plenus antes de la implantación– bacteriosis y Ascochyta.

En materia de plagas se destacó la presencia de orugas defoliadoras, en particular de la oruga medidora. En menor medida se observó la presencia de Anticarsia y Helicoverpa, y complejo de chinches. Para estos casos, Syngenta presentó soluciones de una amplia paleta de productos, como Ampligo, Curyom, Voliam Flexi, Voliam Targo y Engeo.

Además se alertó sobre la presencia de roya para esta campaña, por lo que es fundamental el monitoreo y la cuantificación de enfermedades desde las primeras etapas del cultivo.

Para su control se recomendó el uso del fungicida Amistar Xtra Gold, con aplicaciones en V10 y R1, o bien la doble aplicación de este producto, que es un nuevo fungicida formulado con coadyuvantes que favorecen el mojado y la penetración del producto de forma más rápida, lo que permite a su vez una mayor cantidad de ingrediente activo dentro de la planta y un mejor desempeño en el control de enfermedades, con mayor residualidad.

A la vez, no requiere el uso de aceites ni coadyuvantes, lo que simplifica el manejo y reduce el uso de envases.

La oferta de semillas

Syngenta presentó a campo su variado portfolio de variedades de altísimo potencial y grupos adaptados a la zona. Se destacaron las flamantes SYN4x3 IPRO y S4x6 IPRO, que incorporan a su genética la tecnología Intacta para control de insectos, al tiempo que facilitan el manejo y la logística de aplicaciones.

Los técnicos indicaron que en estos casos es necesario destinar como refugio un 20 por ciento de la superficie implantada, a fin de evitar generación de resistencia en las poblaciones de insectos. En tecnología RR1 la compañía presentó la nueva SPS 4x1 que se suma a la ya conocida y exitosa SPS 4x4, referente del mercado en grupos 4 medio.

En tanto, en las estaciones de maíz se presentaron los híbridos de SPS recomendados para la zona: SPS 2721 TD/TG y SPS 2727 TD/TG, híbridos de ciclo intermedio y marcada estabilidad, adaptados para siembras tempranas y tardías. Además se destacaron los maíces: SPS 2866 TD/TG y SPS 2736 TD/TG, de altísimo potencial de rendimiento que libera su potencial en siembras tempranas.

También se evaluó el daño generado en el maíz por orugas en la espiga y se compararon las diferencias de comportamiento entre genotipos con y sin el evento Agrisure Viptera para el control de insectos lepidópteros que afectan la parte aérea del cultivo. Se pudo determinar con claridad la ventaja de la proteína VIP frente a la proteína CRY de otros híbridos para el control sobre gusano cogollero (Spodoptera frugiperda) e isoca de la espiga (Helicoverpa zea).

La jornada finalizó con una dinámica a campo donde se observó el desempeño de sembradoras, cosechadoras y el manejo de las Big Bags, semillas de soja entregadas en el campo en bolsones de 800 kilogramos, que se depositan en la sembradora con la ayuda de un  guinche.

A partir del uso de estas novedosas presentaciones se evita el riesgo de manipulación de productos y el daño mecánico de las semillas, lo que asegura un mayor porcentaje de germinación.

Ya sobre el cierre, las empresas organizadoras destacaron la importancia de trabajar en conjunto para lograr propuestas sustentables desde el punto de vista ecológico y económico, así como superadoras en el plano agronómico, maximizando los rendimientos potenciales.

Temas en esta nota