Recomendaciones para productores rurales ante la caída de cenizas

Tras las sorpresivas erupciones, los técnicos del Comité de Emergencia elaboraron una guía con recomendaciones para proteger a los productores rurales de Río Negro y Neuquén.

Por
Recomiendan que la población “no se desplace si no es imprescindible”  y se “mantengan tapadas las aguadas y eviten remover el agua allí dispuesta para que se asiente”.

Recomiendan que la población “no se desplace si no es imprescindible” y se “mantengan tapadas las aguadas y eviten remover el agua allí dispuesta para que se asiente”.

25deAbrilde2015a las09:13

Debido a las inesperadas erupciones del volcán chileno Calbuco y a la consecuente caída de cenizas, los equipos técnicos del Comité de Emergencia –entre los que participa el INTA– elaboraron una guía preliminar con recomendaciones para proteger a los productores rurales de la región. Entre las zonas afectadas se destacan la ciudad rionegrina de Bariloche y las neuquinas de Villa la Angostura, San Martín de los Andes, Junín de los Andes y Piedra del Águila.

El informe del Comité de Emergencia –elaborado por el INTA Bariloche, Salud Ambiental Río Negro, Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación, Ente de Desarrollo para la Región Sur de Río Negro, SENASA, Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca de Río Negro y Parque Nacional Nahuel Huapi– aconseja que todos los habitantes “se protejan de las cenizas mediante el uso de antiparras y barbijos, al tiempo que sugieren que sellen las aberturas de sus viviendas”.

Asimismo, recomiendan que la población “no se desplace si no es imprescindible”  y se “mantengan tapadas las aguadas y eviten remover el agua allí dispuesta para que se asiente”. Y destacan la importancia de permanecer atentos a los comunicados radiales para conocer su evolución.

En el caso de que la situación empeore, los especialistas proponen “repuntar los animales o bien arrimarlos a un potrero cercano o cobertizo y evitar mover la hacienda hasta que mejoren las condiciones”. Además, sugieren “suministrar alimentación estratégica, dosificando racionalmente en función de los requerimientos de mantenimiento, el forraje o granos en comederos y priorizando las categorías reproductivas (hembras) y animales de trabajo”.

La ceniza en los ojos de los animales pueden producir síntomas similares a la conjuntivitis, por lo que los técnicos aconsejan aplicar té común con una gasa o trapo suave y limpio, como tratamiento. En el caso de tener dudas o inquietudes se pueden comunicar con el grupo de salud animal del INTA Bariloche o bien con la agencia de extensión rural del INTA más cercana o con veterinarios locales.

Asimismo, recomiendan “reservar forrajes, por si fuera necesario suplementar más adelante” y, en el caso de no haber comenzado con el servicio, “demorar esta actividad unos días hasta que se defina la situación del volcán”. A tal fin, el Comité de Emergencia instruyó a los organismos pertinentes para el llenado de silos y el acopio de fardos de alfalfa para prever la alimentación del ganado.

En este contexto, el Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar, puso a disposición de la población una animación del Infrarrojo térmico Canal 4 (10,2-11,2 µm) del satélite GOES-13 de las últimas 46 imágenes que se reciben en tiempo real en la antena INTA.

Este material, disponible en http://sepa.inta.gov.ar, permitirá a los usuarios calificados –mediante una integración con otras fuentes de información y métodos– establecer la previsión acerca de su desplazamiento –como ser su velocidad y dirección– y la densidad del material expulsado por el volcán.


El volcán Calbuco está ubicado en la provincia de Llanquihue, en el Sur de Chile, y a escasos 70 kilómetros en línea recta desde Bariloche.

Otra vez un volcán

En este caso se trata del volcán Calbuco ubicado en la provincia de Llanquihue, en el Sur de Chile, y a escasos 70 kilómetros en línea recta desde Bariloche. Inactivo desde hacía 43 años, ayer puso en vilo a las ciudades de Bariloche, Villa la Angostura y San Martín de los Andes tras varias y sorpresivas erupciones, con la consecuente expulsión de cenizas.

Ya en diciembre de 2012, el volcán Copahue –ubicado en el límite entre la Provincia de Neuquén, Argentina y la Región del Biobío, Chile– entró en un proceso de erupción que duró 8 días y afectó a las ciudades neuquinas de Caviahue, Loncopué, Zapala y Cutral Co.

Y en junio de 2011, el complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle entró en erupción y afectó las ciudades de Villa La Angostura, Villa Traful, la línea Sur de Río Negro, San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Aluminé y Zapala, Buenos Aires, Montevideo, Puerto Argentino, Porto Alegre, Ciudad del Cabo, Perth, Melbourne, y Auckland con consecuencias sobre la agricultura y ganadería de la región.

 

Temas en esta nota