Cotizaciones presionadas por buen clima y avances de cosecha

Condiciones climáticas favorables se combinan con un importante avance de las labores de recolección de soja y maíz en nuestro país y dan como resultado precios a la baja. De acuerdo a los pronósticos, la inestabilidad recién arribaría hacia fines de la semana próxima.

Por |
08deMayode2015a las12:33

A pesar de que la semana pasada cerró con algunos registros de lluvias que ralentizaron la cosecha de soja y maíz, los actuales porcentajes de trilla se ubican por encima de los guarismos registrados a esta misma altura del año de la campaña pasada. Con un 68,6% de la soja recolectada y un 29,5% del maíz, la cosecha se encuentra en pleno auge.

Estos importantes avances pudieron registrarse producto de condiciones climáticas favorables en las regiones productoras que, de acuerdo a los pronósticos continuarían en esa misma tendencia.

Aparentemente, el fin de semana se presentaría con tiempo estable y temperaturas levemente en ascenso y las lluvias sólo reaparecerían hacia fines de la semana próxima y puntualmente en el NEA. De algún modo, esto valida el escenario que anticipa un evento pluvial de importancia cada doce o quince días. El patrón más seco hacia el oeste comienza a instalarse.

En Estados Unidos, el clima también colaboró con el avance de las tareas, aunque en este caso se trató de la siembra de soja y maíz. Por el lado de la oleaginosa, en sólo una semana se pudo avanzar 11 puntos porcentuales, alcanzando el 13% de la superficie apta. En lo que al forrajero se refiere, el área implantada ronda el 55%, ubicándose por encima del promedio de los últimos cinco años.

De esta manera, los agricultores norteamericanos aprovecharon la ventana de buen clima para avanzar con la siembra a todo vapor.

Impacto en los precios

Dados estos dos escenarios, por un lado una cosecha argentina que no se detiene y una siembra norteamericana que avanza sin pausas, las cotizaciones de los cultivos no dejan de ser presionadas y continúan sin encontrar pisos.

Habrá que estar atentos al impacto que pueda causar la publicación del informe mensual de Oferta y Demanda Mundial del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) la próxima semana. Si se considera que el impacto en los precios se mueve en torno al rango de expectativas, difícilmente se encontrará un informe fuera de lo considerado como “neutral”. Es posible que los guarismos de soja y maíz se modifiquen al alza, pero estos son datos que ya están descontados por el mercado en la plaza granaria mundial.

Temas en esta nota