Otro paro de transporte a fin de mes

El próximo paro nacional que preparan para fin de mes los sindicatos del transporte, y para el que se da por sentada la participación de las centrales obreras opositoras, tendrá nombre y apellido: Axel Kicillof.

Por
Los promotores de una huelga para fin de mayo no descartaron la adhesión de sindicatos agrupados en la CGT oficialista.

Los promotores de una huelga para fin de mayo no descartaron la adhesión de sindicatos agrupados en la CGT oficialista.

08deMayode2015a las11:45

Dirigentes de los gremios ligados al transporte público de pasajeros adelantaron que la semana próxima debatirán la posibilidad de una nueva medida de fuerza, luego de la huelga del 31 de marzo, que tendrá como banderas la queja por una reforma considerada insuficiente del Impuesto a las Ganancias y las complicaciones en las negociaciones salariales.

Sin embargo, y al igual que el paro anterior, los reclamos serán meras excusas para permitirles a los gremios organizadores mostrar poderío frente a los candidatos presidenciales y con vistas al próximo Gobierno.

Un plenario el martes que viene servirá de escenario para eventualmente fijar la fecha concreta de la huelga, que por ahora se analiza entre el jueves 28 o el viernes 29 de este mes, y que tendrá como protagonistas excluyentes a los colectiveros de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), liderados por Roberto Fernández, y a los maquinistas de trenes de La Fraternidad, encabezados por Omar Maturano.

La idea de un nuevo paro cobró fuerza esta semana luego de que el ministro de Economía diese a conocer el anuncio sobre el cambio en Ganancias. Pero no fue esa medida la razón principal que encolerizó a los gremialistas sino las menciones de Kicillof acerca de las cuotas sindicales, uno de los temas tabú para los sindicalistas.

Los dichos del jefe de Economía provocaron la ira no sólo de dirigentes opositores sino, sobre todo, de los presuntamente más cercanos al Gobierno, que lo tomaron casi como una traición.

En esa línea, los promotores de una huelga para fin de mayo no descartaron la adhesión de sindicatos agrupados en la CGT oficialista pero que todavía no lograron cerrar su discusión paritaria por las trabas que puso el propio Ejecutivo. Por caso, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), de Antonio Caló, que ayer fracasó en un nuevo intento por acordar y la audiencia de negociación pasó para el miércoles.

El núcleo impulsor de la protesta es la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), el sello que nuclea a 22 gremios de corte opositor y que primereó al convocar al paro del 31 de marzo. También en este caso los organizadores prevén repetir la secuencia: llamar a la protesta y que las centrales disidentes -la CGT de Hugo Moyano y la versión Azul y Blanca de Luis Barrionuevo, así como la CTA de Pablo Micheli- se plieguen para darle volumen nacional y multisectorial a la medida.

La CATT, que se abocó en las últimas semanas a escuchar a candidatos como Mauricio Macri y Margarita Stolbizer (el 18 de mayo recibirá a Sergio Massa), debatirá en el plenario del martes los últimos movimientos del Gobierno. Por un lado, anticiparon su diagnóstico negativo respecto del cambio en Ganancias: si bien la medida beneficiará a buena parte de los afiliados a los gremios del transporte, se la presentará como insuficiente y un mero parche respecto del planteo del sector, que pasaba por la eliminación del gravamen.

También recordarán que Cristina de Kirchner ignoró el reclamo de la CATT de que sus dirigentes fuesen recibidos en una audiencia para debatir el impuesto. Y además, destacarán la injerencia del Gobierno en las negociaciones salariales, con Kicillof sindicado como principal villano. Al ministro le endilgan haber puesto un tope del 25% para los aumentos de este año.

Temas en esta nota