Intencionalidad de siembra de maíz es la más baja en 10 años

En la zona núcleo, tímidamente comienza el movimiento de insumos para las siembras maiceras.

Por
Mapa de reserva de agua para pradera al 3/9/15.

Mapa de reserva de agua para pradera al 3/9/15.

04deSeptiembrede2015a las08:16

El buen tiempo del fin de semana fue acompañado por temperaturas que superaron largamente los valores normales del mes de agosto con marcas que promediaron entre 27 y 31ºC. Con vientos suaves a moderados y días despejados, las condiciones desecantes empiezan a actuar en los niveles superficiales del suelo.

Aunque siguen existiendo inconvenientes con los caminos rurales, la realidad hídrica está mejorando excepto en las zonas aledañas a la cuenca del Salado. Sus condiciones siguen siendo críticas. Afortunadamente los pronósticos anuncian condiciones de estabilidad con un progresivo incremento significativo de las marcas térmicas y buena radiación solar.

Preparativos para el ciclo 2015/16

La estabilidad climática reactivó las aplicaciones en los barbechos destinados a siembra gruesa. Entre las malezas destacadas, la rama negra se lleva todas las miradas por la preocupación que genera. Los preparativos para la nueva campaña de verano 2015/16 están en marcha.

Difícil contexto para el maíz

Es la campaña más difícil para el maíz. Las intencionalidades que se manifiestan son las más bajas de los últimos diez años; los extremos están en el orden del 20 y el 70%, porcentajes que varían según cada zona y que corresponden al maíz temprano.

Los técnicos están preocupados por los efectos erosivos que dejará el temporal en los suelos. El menor aporte de rastrojos expondrá a los suelos a mayores procesos erosivos especialmente en esta campaña con pronósticos de un Niño. La baja incorporación de gramíneas condicionada por factores que exceden al productor aleja a los agroecosistemas del concepto de producción sustentable.

¿Cómo viene el trigo en la región?

El grueso de la superficie de trigo está atravesando los estadios vegetativos de macollaje (40%) y encañazón (37%), el resto está iniciando el macollaje. En general predominan buenas condiciones fisiológicas aunque los sectores con napas cercanas a superficie presentan amarillamiento. En las recorridas de los lotes trigueros comienzan a presentarse enfermedades foliares; hay cuadros con síntomas de mancha amarilla y pústulas de roya anaranjada en materiales susceptibles.

Por ahora no se justifican medidas de control pero se estiman aplicaciones a corto plazo y se siguen muy de cerca los monitoreos. Las cebadas se presentan aún más amarillas, con puntas necróticas y con “macha en red” en umbrales que justifican el control. En tanto, las legumbres, especialmente la arveja, por su alta predisposición a enfermedades vasculares, fueron muy afectadas por el temporal acaecido.

Fuente: Bolsa de Comercio de Rosario

Temas en esta nota