CLIMA
Rosario
sábado 16
Estado clima
| 13°

Nublado parcial

domingo 17
Estado clima
| 14°

Nublado parcial

lunes 18
Estado clima
| 19°

Nublado parcial

Interes general

2015: “Un año para pensar con el estómago más que con la cabeza”

Reflexionó Teo Zorraquín sobre el contexto actual del país aunque admitió ser optimista si se piensa a largo plazo de cara a las elecciones presidenciales de octubre.

Por María Jimena Alesso | Exclusivo fyo

  • 2015 ano pensar estomago mas que cabeza
    Teo Zorraquín, Consultor en Agronegocios Zorraquín + Meneses. Foto de archivo.

“Si uno hace las cuentas y es un ser racional completamente, tendría que hacer las valijas e irse del país”, manifestó Teo Zorraquín, Consultor en Agronegocios Zorraquín + Meneses, en entrevista exclusiva con fyo, y agregó: “Si bien no hay ninguna foto actual del contexto político y económico del país que estimule demasiado, estamos en un año de elecciones y eso ya dice mucho”.

De acuerdo a los dichos del consultor, quien disertó en el Bloque Coyuntural del 6to encuentro de Agromanagement organizado por Barrero & Larroudé, este año está traccionado por algún tipo de esperanza o sueño de cambio, ya que la posibilidad de cambio de autoridades a partir del mes de diciembre, renueva las ilusiones.

En este sentido, Zorraquín expresó: “Si este año me guío sólo por la razón, tomo la decisión y alquilo un campo y siembro, cuando hago la cuenta el resultado es cero en el Excel, y eso es mucho”, sostuvo, al momento que agregaba: “Ahora, si pienso que va a venir alguien, va a tomar cartas en el asunto, plantea que la producción de alimentos es estratégica para nuestro país y da señales de cambio, la realidad es otra”.

En pocas palabras, “con ciertas medidas de corto plazo y algunas esperanzas de largo plazo, esto podría dejar de ser un ciclo muy malo y podrían pasar a ser un ciclo medianamente bueno. Lo claro es que hoy tracciona mucho más lo no racional que lo racional”, explicó.

¿Cómo ser optimistas en un contexto poco amigable?

Frente a este interrogante Teo fue categórico: “El actual contexto, tanto nacional como internacional, es muy poco amigable. Desfasajes en la economía, actos de inconstitucionalidad, presión tributaria, devaluación en Brasil, crisis de China, abundantes stocks, se combinan para hacer de la coyuntura una tormenta perfecta”.

“Sin embargo, si miramos más a mediano plazo, somos más de 7 mil millones de habitantes en el mundo, dentro de poco seremos 9 mil millones y hoy hay tecnología para producir para no más de 6 mil millones de personas. Con lo cual, alimentos van a seguir haciendo falta”, reflexionó Zorraquín.

De acuerdo a los dichos del consultor en agronegocios, nuestro país tiene un rol protagónico en lo que a carne, leche, granos e insumos se refiere y este papel se podrá seguir profundizando porque el mundo demanda alimentos y lo seguirá haciendo. “A pesar de algunos desastres que hemos hecho, Argentina sigue siendo un proveedor al que se lo reconoce por su calidad de productos aunque no por su confiabilidad de abastecimiento”.

Para resumir, Teo expresó: “La Argentina tiene un gran futuro y siempre lo tendrá, lo que le cuesta es tener un presente”.

Perspectivas a mediano plazo

“Soy optimista”, afirmó Zorraquín a este respecto, y agregó: “Veo que con un poco de sentido común y de sentido patriótico por parte de los que gobiernen, hay un cierto potencial en la producción de alimentos y de energía que nos empujará a  ser un país bastante mejor de lo que somos”.

De cara a las elecciones presidenciales de octubre, que para Teo configuran y traccionan la coyuntura, el consultor demanda honestidad y pragmatismo por parte de los candidatos. En este sentido, en diálogo con fyo, manifestó: “Lo primero que espero del próximo gobierno, sea quien sea, es que el 10 de diciembre, cuando asuma, exprese en su discurso proyectos claros de lo que piensa hacer. Ahí se dividirán las aguas”.

De esta manera, Zorraquín plantea dos escenarios. Por un lado, “si quien gana las elecciones manifiesta que el modelo actual es correcto, que un poco de inflación no importa, que en realidad no hay tantos problemas, creo que las decisiones empresarias van a ser unas”.

Si en cambio, “viene alguien que dice que reconoce que la inflación no sólo es lo que es sino que también ha estado mal medida, reconoce el atraso cambiario y admite que no se pueden corregir algunas cosas de golpe, entiende que la presión fiscal es desmesurada, que 14 millones de argentinos están bajo la línea de pobreza y que hay que generar más empleo, sin hacer estallar el país por el aire, la realidad será otra”.

Es precisamente por esto que Teo insiste en que todavía hay una esperanza y “esto es lo que nos encanta de nuestro país. Hay ciertos potenciales que están intactos a pesar de todo, ojalá podamos sacarle el jugo a todo lo que podemos ser”.

Empresas competitivas en contextos poco favorables

En el 6to encuentro de Agromanagement, Teo Zorraquín tuvo en sus manos el Bloque Coyuntural mediante el cual dejó entrever que el contexto actual es un problema, pero a veces “esa circunstancia hace que demoremos decisiones que no dependen de una devaluación o de una decisión política, sino de nosotros mismos”.

Desde este punto de vista, el consultor en agronegocios detalló punto por punto cuáles son las características que debe tener una empresa para ser competitiva, sobre todo en circunstancias adversas como la actual:

  • Tener objetivos claros y compartidos: todo el equipo de trabajo debe saber hacia dónde ir y tirar para el mismo lado.
  • Roles bien definidos: cada uno sabe bien qué tiene que hacer y a quién reporta.
  • Buen clima de trabajo: la gente que trabaja en la empresa está a gusto.
  • Escala bien definida.
  • Tener buena información y decidir en base a ella.
  • Ser ágiles en la toma de decisiones.
  • Eficiencia operativa: saben hacer el negocio.
  • Ser innovadoras: hacen lo mismo de forma diferente, se adaptan a la coyuntura.
  • Están bien relacionadas con su comunidad: es fundamental puesto que frente a situaciones de crisis, las empresas que mantienen una buena relación suelen ser defendidas por ella.

En resumidas cuentas, “más allá del contexto amigable o no que nos toca atravesar, los que estamos a cargo de empresas o somos empresarios, no podemos dejar de tomar decisiones”, concluyó Zorraquín.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro