Clima: el protagonista ahora es Brasil

Las tan esperadas lluvias en la región este del Mato Grosso llegarían la semana que viene, colaborando con el avance de siembra de soja, recargando los perfiles de humedad en el suelo y, en consecuencia, presionando las cotizaciones de los cultivos. La mirada ahora, está puesta en el país del norte.

Por |
30deOctubrede2015a las14:42

A partir de este momento, Argentina comienza a prestar fundamental atención a las condiciones climáticas de Brasil y el modo como éstas impactan en las labores de siembra del país vecino.

Por este motivo, cabe aclarar que la región este del Mato Grosso, cuya situación hídrica se acercaba bastante a la sequía, finalmente podría recibir las tan ansiadas lluvias durante la semana entrante ya que los pronósticos estiman precipitaciones abundantes a muy abundantes acompañadas por vientos provenientes del sur, que causarían un  descenso de la temperatura.

De esta manera,  los pronósticos favorables para el avance de siembra de soja, que ya alcanzó el 38% de la superficie, presionan las cotizaciones de la oleaginosa en Chicago.

¿Y nuestro país?

Por otra parte, en Argentina , las condiciones climáticas de los últimos días han permitido que las siembra de maíz haya avanzado a paso firme alcanzando el 33,4% de la superficie apta y bajo este escenario, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires mantuvo la proyección de área sembrada en 2.720.000 hectáreas, aspecto que puede ser considerado como bajista.

No obstante, la misma entidad publicó la primera estimación de producción de trigo en 9,5 millones de toneladas, marcando una merma del 16% con respecto a la campaña pasada y factor que puede ser tomado como alcista.

Pronósticos a corto plazo

Se espera que a durante la jornada de hoy el mal tiempo y las lluvias más destacadas se desplacen al noreste de la región pampeana, centro de la Mesopotamia y el NEA, donde la actividad se mantendría durante el sábado.

A partir de allí los vientos rotarán al sur, situación que será más notoria en el sur de la región pampeana. El enfriamiento será progresivo y el amanecer del sábado quedará con mínimas riesgosas en el sur de Buenos Aires, sin que puedan descartarse algunas heladas. Las mismas no serían intensas, pero igualmente ya están fuera de fecha.

Posteriormente, los vientos del norte dominarán la mayor parte del área agrícola, provocando temperaturas máximas superiores a lo normal.

Temas en esta nota