El último intento de Monsanto

Brett Begemann, presidente y CEO global de la multinacional, se comunicó telefónicamente con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, que le insistió hablar con Agroindustria.

Por |
Último intento de Monsanto por negociar una resolución del Gobierno.

Último intento de Monsanto por negociar una resolución del Gobierno.

20deAbrilde2016a las15:03

Antes de emprender su regreso hoy a los Estados Unidos, el número uno de Monsanto en el mundo intentó una última negociación con el Gobierno luego de que el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, le frenara la semana pasada con una resolución su sistema de cobro a los productores por su tecnología en soja Intacta, resistente a insectos.

Brett Begemann, presidente y CEO global de la multinacional, se comunicó hoy telefónicamente con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, según confirmaron fuentes del Gobierno y en la compañía.

Según pudo reconstruir La Nación, el número uno de Monsanto, que vino ayer desde los Estados Unidos en un vuelo privado de la compañía exclusivamente para abordar el conflicto, le planteó a Peña su preocupación por la tecnología que la empresa patentó.

Desde hace dos campañas, la compañía, que lanzó esa nueva tecnología en soja, diseñó un sistema de cobro por el cual si un productor no pagó en la compra de la semilla un canon tecnológico luego queda expuesto a sufrir una retención cuando su soja llega al puerto. Ese sistema comenzó a aplicarse el año pasado en el Norte y se generalizó esta campaña a la pampa húmeda.

Aval de Agroindustria

La semana pasada Buryaile emitió una resolución que obliga a que cualquier método de control tenga que contar primero con el aval de Agroindustria. De esta manera, le cerró el paso a Monsanto. Begemann mantuvo ayer un encuentro con el ministro de Agroindustria, pero no llegó a un acuerdo.

Como esa resolución se hará efectiva este jueves, el presidente de Monsanto intentó una última negociación con Peña, buscando auxilio en esferas más altas del Gobierno. Pero el jefe de Gabinete, según trascendió, le respondió que hable con Agroindustria y le propuso que en ese ámbito se arme una mesa de trabajo. Ese gesto de Peña fue leído como un espaldarazo a Buryaile.

Otras fuentes afirman que el CEO de Monsanto procuró llegar también, pero sin éxito, hasta el presidente Mauricio Macri.

"Estamos dispuestos a negociar, pero dentro de la ley", le dijo Peña al ejecutivo, según fuentes consultadas. Si Monsanto quiere mantener activo su control deberá buscar la aprobación de Agroindustria.

Temas en esta nota

Seguí leyendo