Ingreso de divisas del agro creció 67%

En las primeras dieciséis semanas del presente año la liquidación de agrodivisas fue de US$ 7.517 millones, una cifra 67% superior a la registrada en el mismo período de 2015.

Por
Datos al 22 de abril de 2016.

Datos al 22 de abril de 2016.

26deAbrilde2016a las08:49

En las primeras dieciséis semanas del presente año la liquidación de agrodivisas fue de 7517 millones de dólares, una cifra 67% superior a la registrada en el mismo período de 2015.

Los datos corresponden a ventas externas de granos, harinas proteicas y aceites vegetales realizadas por las compañías integradas en la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC).

Mayores exportaciones de granos

Buena parte del incremento del ingreso de agrodivisas –la principal fuente genuina de dólares con la que cuenta la economía argentina– se explica por el importante aumento de embarques de maíz y trigo registrado a partir de la liberación comercial instrumentada por el gobierno macrista (hasta fines del año pasado los funcionarios kirchneristas restringían las colocaciones de ambos cereales por medio de ROEs para aumentar artificialmente la oferta en el mercado interno).

Vale recordar que el grueso de las ventas de poroto, harina y aceite de soja –los principales productos argentinos de exportación– se originaron en el ciclo 2014/15 que registró una producción récord de 61,4 millones de toneladas a nivel nacional (la cosecha que está comprometida es la 2015/16 que se está intentando levantar en estos días con enormes dificultades por el desastre climático ocurrido en gran parte de la región pampeana).

Además, la recuperación de los precios internacionales de la soja –motivada por factores especulativos y el recorte de producción 2015/16 previsto en la Argentina– contribuyó a incrementar el flujo de ingresos de agrodivisas (la semana pasada el precio FOB oficial –publicado por Minagro– de la harina de soja volvió a superar los 360 u$s/tonelada por primera vez desde agosto de 2015).

La normativa vigente dispone que las ventas externas de productos del complejo sojero deben ingresar las divisas al sistema financiero argentino en un plazo de hasta 30 días corridos contados a la partir de la fecha de salida del embarque (a diferencia de las exportaciones de minerales que tienen un plazo de hasta 180 días).

Temas en esta nota