Sector agropecuario: luces y sombras del futuro

Dialogamos en exclusiva con el Lic. Ramiro Costa, jefe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, quien realizó un análisis de las perspectivas del sector agropecuario. Si bien detalló los posibles obstáculos, el economista fue categórico: “Estamos en un mejor lugar”.

Por |
Las cartas están echadas

Las cartas están echadas

27deMayode2016a las17:38

El 24 de Mayo, en la FCA de la UCA se llevó a cabo Agromanagement Joven, un encuentro para pensar, debatir y reflexionar acerca del Futuro del Agro de la mano de especialistas en la materia y organizado por Barrero & Larroudé.

Uno de los referentes que compartió sus perspectivas del sector con los presentes fue el Lic. Ramiro Costa, Economista y jefe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, quien también dialogó en exclusiva con Agrofy News.

De acuerdo a los dichos del Licenciado, el leit motiv de su disertación fue abordar las perspectivas del sector agroindustrial en los próximos años. “Por este motivo, arranqué definiendo cuáles serán las grandes tendencias y desafíos”, manifestó Costa en exclusiva, al momento que precisaba que también puntualizó cuáles podrán ser los posibles obstáculos a futuro.

Desafíos o “luces”

En entrevista con Agrofy News, el Economista enumeró los “desafíos que tendremos como mundo, como planeta, como seres humanos”, a saber:

  • Urbanización
  • Crecimiento poblacional

En primer lugar, y en sintonía con el proceso mediante el cual las poblaciones se mudan del campo a la ciudad, el Lic. Costa dejó entrever que este cambio en el sistema implica un estudio intensivo y pormenorizado puesto que no sólo constituye la simple “mudanza” de la zona rural a la urbana, sino muchos más aspectos que no pueden dejar de analizarse.

En este sentido, el jefe de la Bolsa de Cereales enumeró:

  • Mayor demanda de servicios
  • Necesidad de planificación de las urbes
  • Gestión de la generación de contaminación
  • Infraestructura
  • Seguridad

En segundo lugar, pero no por ello menos importante, Costa profundizó sobre el concepto de crecimiento poblacional, y en diálogo exclusivo expresó: “Hace unos años creíamos que el crecimiento de la población se estabilizaría en 9 mil millones de habitantes para el año 2050”, y agregó: “Hoy sabemos que seremos 12 mil millones para el 2100. Con lo cual, ese crecimiento adicional de población, que ya de por sí implica un desafío para los países productores de alimentos, va a ser más importante aún”.

En este sentido, el Licenciado resumió: “Este crecimiento poblacional implicará cambios dietarios puesto que comenzaremos a consumir mayor cantidad de proteína animal, lo cual demandará una mayor cantidad de granos porque, “como sabemos, producir más kilos de carne significa también producir más toneladas de granos”, aclaró.

Obstáculos o “sombras”

La contracara de estos desafíos son, para Costa, las restricciones que pueden llegar a generarse e interferir en el próspero futuro del sector y sobre la cuales es necesario trabajar para evitar que tengan impacto. Entre ellas puntualizó:

  • Comerciales: vinculadas a negociaciones internacionales
  • Climáticas: vinculadas al famoso cambio climático
  • Comercialización: relacionadas con los estándares privados que hay que cumplir
  • Propiedad intelectual

“En resumidas cuentas, analizando el lado positivo, los desafíos; y al mismo tiempo, las restricciones y obstáculos, llegamos a la conclusión de que tenemos que aprovechar al máximo las oportunidades, estando siempre atentos a la aplicación de buenas prácticas agrícolas, para avanzar y aplicar todo el conocimiento científico existente”, resumió el Economista.

Las cartas están echadas, el futuro se deja ver de la mejor manera, ahora depende de nosotros; y Costa pareció coincidir con esto: “Tenemos la ventaja de ser un país con una producción muy grande y con un enorme potencial de crecimiento; somos una nación generadora de biomasa y tenemos un grupo de empresarios permeable a adoptar nuevas tecnologías”, concluyó, y huelgan las palabras.

Temas en esta nota

Seguí leyendo