Una medida con más apoyos que críticas

La decisión del Gobierno de postergar la rebaja de 5% en las retenciones a la soja hasta 2018 recibió más apoyos que críticas por parte de entidades rurales.

Por
Entidades ruralistas aceptaron la postergación de la baja de las retenciones.

Entidades ruralistas aceptaron la postergación de la baja de las retenciones.

05deOctubrede2016a las07:20

La decisión del Gobierno de postergar la rebaja de 5% en las retenciones a la soja en 2017, tal como había prometido en la campaña electoral Mauricio Macri, recibió más apoyos que críticas por parte de entidades rurales.

"En parte se cumple la promesa"

"En el Norte han sido bien recibidos [los anuncios], porque en parte se cumple la promesa de campaña", dijo Gonzalo Blasco, presidente de la Asociación de Productores del Norte (Apronor). Es que el Gobierno dispuso que para las diez provincias del NOA y del NEA, que integran el Plan Belgrano, las retenciones a la soja tuvieran una rebaja de 5% a partir de marzo del año próximo mediante un reembolso.

"Es una de las pocas veces que se nos diferencia respecto de otras zonas del país", dijo Blasco, en declaraciones a radio Colonia, aunque lamentó que no se incluyera en la rebaja a productores de la zona núcleo que tienen dificultades.

Otra entidad que expresó su comprensión de la medida fue Cartez, que representa a productores de Córdoba y San Luis y que integra Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). "Atento a la realidad social de la Argentina, con un 33% de la población sumida en la pobreza, en función de la responsabilidad social empresaria que le compete, el sector agropecuario vuelve a sacrificar parte de sus recursos para ponerse la Patria al hombro", sostuvo la entidad en un comunicado.

Desde la región pampeana, Carbap expresó que "los impuestos distorsivos, como las retenciones, cortan el flujo benéfico del dinero en el sistema, flujo que genera desarrollo, inversión trabajo e impuestos". La entidad, que emitió un comunicado reflexivo, sin criticar al Gobierno, se preguntó: "¿Podemos acelerar el desarrollo productivo del país pisando una vez más el freno?".

Quien también se expresó fue el presidente del grupo agroindustrial Los Grobo, Gustavo Grobocopatel, que dijo en el congreso Lide Argentina que "más presión impositiva es menos trabajo y más pobreza; en algún momento habrá que parar la pelota".

Por su parte, el presidente de la comisión de Economías Regionales de la CAME, Raúl Robín, dijo que es "altamente positivo y necesario para devolverle rentabilidad y competitividad a las economías regionales" el fondo de 7000 millones de pesos para planes sanitarios, capital de trabajo y reintegros.

Temas en esta nota

Seguí leyendo