Crucianelli: 60 años de liderazgo

La empresa oriunda de Armstrong cumplió 60 años y lo festejó a lo grande en su planta. Charlamos con Gustavo Crucianelli, Gerente General, y nos contó el secreto del éxito.

Por |
07deNoviembrede2016a las15:32

60 años no son nada. O si, muchos. Parafraseando al tango, Crucianelli cumplió esos 60 años y demostró su liderazgo en el sector de fabricación de sembradoras con una fiesta a la que acudieron representantes, clientes, prensa y amigos.

Para entrar en clima, Agrofy News charló en la previa con Gustavo Crucianelli, Gerente General de la firma de Armstrong, quien realizó un resumen de la historia y explicó lo que significa llegar a los 60 años en el sector: “Hace 60 era el minuto 0 y hoy somos la empresa número 1 del país en sembradoras y por lo tanto hay que festejarlo. La verdad que es importante festejar y con respecto a la historia, que no es poco, venimos de menos para más. El presente nos encuentra muy bien posicionados con productos de primera línea, con electrónica que llegó para quedarse, con máquinas automatizadas, etc. La verdad que esto se da en el mejor momento, y 60 años, es un número ideal para festejar”.

En la misma sintonía de pasión que le dieron a la fábrica Nazareno y Raúl Crucianelli, Gustavo (tercera generación) hace hincapié en lo que representa para la familia el crecimiento de la empresa: “En la entrada hay una sembradora de primer modelo, y al lado está la Air Planter, la última sembradora que hemos desarrollado.  Si mi abuelo se levanta y ve lo que es hoy Crucianelli, se volvería a desmayar, aunque creo que anda caminando por acá de incógnito. Es inimaginable lo que avanzó la siembra, lo que tenemos pensado y lo que estamos desarrollando y que aún no hemos sacado. Lo mejor de todo y lo que más valoramos es que fuimos de menos a más, con una trayectoria correcta con respecto a nuestros clientes, proveedores y operarios”.

Además, Gustavo señala: “Hay algunas cuestiones básicas que se siguen manteniendo, como tratar de seguir teniendo simpleza, servicio, que la máquina no se pare, y si eso pasa que esté algún Crucianelli para atenderlo. Eso lo tenía muy claro mi abuelo y se sigue transmitiendo tal cual como se hacía el primer día. Hablar con un Crucianelli, es estar presente por cualquier cosa”.

El éxito asegurado

Sobre el presente y futuro de la empresa, el Gerente General aclara: “Con respecto a la tecnología puede que esto no se lo imagine tanto mi abuelo, ya que las maquinas son muy tecnológicas, automatizadas y con gran autonomía, operatividad y otros conceptos. Pero siempre sintiendo los mismos valores de aquel momento. Si uno hace las cosas bien y se rodea de gente buena, el éxito está bastante asegurado. El mayor secreto de Crucianelli es rodearse de gente buena. Mi abuelo lo tuvo claro, conoció sus limitaciones, lo mismo mi padre y ahora lo hago yo. Rodearse de gente capacitada y técnica en cada una de las áreas es, fue y será el diferencial de Crucianelli”. 

Temas en esta nota

Cargando...