Ventas de agroquímicos crecieron un 10% en 2016

La mayor superficie sembrada de trigo y maíz y la rebaja de las retenciones explican la recuperación de la demanda.

Por |
La facturación del sector llegó a los US$ 2700 millones.

La facturación del sector llegó a los US$ 2700 millones.

09deEnerode2017a las08:21

Las ventas de agroquímicos a nivel nacional cerraron 2016 con una suba en torno del 10% en dólares. En total se facturaron US$ 2700 millones, frente a los 2457,7 millones del año anterior, según estiman en las empresas del rubro.

Los precios internacionales del sector cayeron entre un 25 y un 30% el año pasado, baja que fue compensada por la mayor superficie sembrada de trigo y maíz. "La facturación del sector está atada a los precios internacionales; la decisión del Gobierno de dejar de intervenir en los mercados de trigo y de maíz y la eliminación de retenciones nos benefició, porque la superficie sembrada creció en promedio el 20% y el volumen compensó la baja de precios", explicó a LA NACION Pablo Bertone, presidente de la Cámara Empresaria de Distribuidores de Agroquímicos, Semillas y Afines de Córdoba (Cedasac), que proyectó la facturación a nivel país en base a datos del mercado.

La cámara cuenta con 300 complejos agrícolas relevados con unas 500 bocas de expendio, lo que convierte a Córdoba en un distrito clave para el sector.

Un factor novedoso el año pasado fue que se liberó la importación de agroquímicos, especialmente los genéricos, lo que determinó una baja de precios por una mayor oferta. Algunos productos redujeron sus valores entre 15 y 20 por ciento.

"Los márgenes del sector son chicos -agregó Bertone-, por lo que cualquier variación impacta mucho". La importación de agroquímicos en 2016 fue de entre 700 y 750 millones de dólares, entre un 20 y un 25% más que en 2015.

Sobre las importaciones, el ejecutivo apuntó que no debería haber un ingreso "irrestricto" de productos. El problema se atenuó porque el Senasa incrementó los cánones para el alta de nuevos registros (el importador debe registrar el producto a su nombre). "Como se hizo más caro el trámite, de alguna manera se regula", indicó.

En Córdoba, las empresas del sector reclaman por la presión impositiva, que también afecta los márgenes de rentabilidad. Ingresos Brutos, por ejemplo, subió por un adicional que se paga sobre el monto a tributar.

"Hay un doble impacto en la rentabilidad. Baja en las ventas en valor por unidad y suba de presión impositiva", sintetizó el ejecutivo. Córdoba, en promedio, tiene la alícuota de Ingresos Brutos más alta del país, a la que se suma la multiplicidad de tasas municipales. Señaló que ese "festival tributario" achica aun más los márgenes de las agronomías.

De cara a este año, Bertone indicó que la expectativa es que las producciones de maíz y de trigo sigan creciendo. "A diferencia de la soja, llevan mucha aplicación de tecnología, en especial el maíz. Además, los precios en los últimos meses están más estables", concluyó.

Temas en esta nota

Seguí leyendo