El sarraceno, un trigo con potencial para un mercado alternativo

Con asesoramiento del INTI, una empresa de Balcarce comercializa harinas, cereales y fideos a base de este cereal.

Por
Granos de trigo sarraceno que industrializados producen harinas integrales (cruda, pregelatinizada y texturizada) hasta almohadones rellenos con la cáscara.

Granos de trigo sarraceno que industrializados producen harinas integrales (cruda, pregelatinizada y texturizada) hasta almohadones rellenos con la cáscara.

24deEnerode2017a las08:23

Con el objetivo de desarrollar cultivos poco extendidos en el país, especialistas del Intituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) comenzaron con la asistencia a empresas agropecuaria nacional para agregar valor al trigo sarraceno.

Muy popular en países de Europa del Este, como Rusia, Ucrania y Polonia; de Europa Central, como República Checa; y en China; el trigo sarraceno se caracteriza por su elevado valor nutritivo.

Por este motivo, Nicolás Apro, del Centro Cereales y Oleaginosas de esta entidad, manifestó: “Llama la atención de la comunidad que busca y quiere consumir productos más sofisticados, más sanos”.

A su vez, agrega, se trata de un alimento que puede emplearse para todas las preparaciones hechas habitualmente en base a trigo, pero en este caso sin gluten: así, las personas con celiaquía podrían demandarlo en el país.

Hay variadas posibilidades de productos con sarraceno, desde harinas integrales —cruda, pregelatinizada y texturizada— hasta almohadones rellenos con la cáscara.

Un ejemplo de agregado de valor de este cereal, con asesoramiento del INTI, es el de la firma agropecuaria Lipa-Hue, de Balcarce, provincia de Buenos Aires, que ya comercializa harinas, cereales, fideos y los mencionados almohadones, todo ello bajo la marca propia.

El titular de esta empresa, Miguel Potocnik, identifica que hay “tres nichos principales: uno que se explica por la cuestión étnica, otro relacionado a la alimentación saludable y, además, el que se compone de las personas celíacas”.

El acercamiento de Potocnik al Centro CyO, con sede en la localidad bonaerense de 9 de Julio, se dio por su interés en añadir valor e industrializar ese grano no tradicional en la Argentina. El comercializa el producto en negocios como naturistas, dietéticas e incluso con una "crepperie" francesa ubicada en el centro de la ciudad de Buenos Aires; también está recorriendo escuelas de gastronomía donde muestra las opciones que ofrece el trigo sarraceno.

Temas en esta nota

Seguí leyendo