Enfermedades de fin de ciclo: las claves para hacerles frente

Cómo está hoy la situación respecto a las enfermedades y las plagas, el estado de los cultivos y recomendaciones para tratarlas.

Por |
Se observan grandes poblaciones de chinches en diferentes lotes de soja.

Se observan grandes poblaciones de chinches en diferentes lotes de soja.

16deFebrerode2017a las11:59

Según el panorama técnico brindado por Lucas Díaz Panizza, jefe de producto Nufarm, si bien el estado de avance de los cultivos está un poco retrasado debido a que luego de las siembras de octubre y noviembre hubo un período de seca importante y luego un período de excesos hídricos,  desde el punto de vista fenológico y sanitario, los cultivos están en excelentes condiciones.

Las enfermedades más importantes que están apareciendo en esta campaña son mancha marrón y mancha de ojo de rana.  “Es difícil a veces distinguirlas en el campo, por eso generalmente se tratan como si fuesen la misma, se habla de complejo de manchas, que pueden incluir a veces otras especies. Todas ellas pertenecen a lo que se conoce como enfermedades de fin de ciclo”, señala Díaz Panizza.

“Las enfermedades se encuentran en el tercio inferior o el medio inferior de la planta”, explica Díaz Panizza y señala que están implementando la campaña  “Nufarm Monitor”, que tiene como objetivo monitorear, en más de 200 mil hectáreas, en las zonas de Buenos Aires, provincia de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, cómo viene el avance de estas enfermedades y también insectos. “En casos puntuales donde las infestaciones se encuentren en el estrato superior de la planta, ahí sí estamos recomendando la aplicación para preservar la sanidad del cultivo y el rendimiento”.

Mancha marrón y mancha de ojo de rana

Para este tipo de enfermedades, desde Nufarm recomiendan la aplicación de TazerXpert, un fungicida  compuesto por una mezcla de dos principios activos, los cuales combinan diferentes modos de acción: una estrobirulina, la Azoxistrobina y un triazol, el Epoxiconazole.  “Esta combinación de diferentes modos de acción lo que logra es, por un lado, un alto control, porque reúne las dos mejores moléculas de estos dos grupos químicos distintos, por otro lado, reducción de costos porque la formulación que posicionamos tiene una concentración mayor a las que se pueden encontrar en el mercado”, explica Díaz Panizza.

El jefe de producto recomienda llevar la dosis hasta 250 cm³ (entre R3 y R6) lo cual, desde el punto de vista de costos por hectárea es mucho más beneficioso para el productor. “Se espera que las aplicaciones del producto sean en las próximas semanas, por el estado fenológico actual y además porque las condiciones están dadas para la aparición de enfermedades en estratos superiores, siempre y cuando sea económicamente beneficioso”. 

El producto tiene acción preventiva, curativa y erradicante. “Como la soja se encuentra en un buen estado sanitario, por más de que no se vea la presencia de la enfermedad de una forma significativa, que pueda estar afectando el rendimiento, si yo aplico un fungicida como inversión, lo que estoy haciendo es una aplicación preventiva, para que la enfermedad no avance. Si yo ya tengo presente la enfermedad, entonces voy a realizar una aplicación curativa, para remediar el problema que estoy teniendo”, cuenta Díaz Panizza. 

Chinches y ninfas

Al comienzo de la campaña aparecieron orugas, pero las lluvias, que en muchos lugares fueron excesivas, lo que hicieron fue frenar el avance de estos insectos y hasta este momento no volvieron a aparecer. Sin embargo, con respecto a las chinches, sí se observan grandes poblaciones en diferentes lotes: “Hay que prestar mucha atención porque el estado fenológico de los cultivos coincide con el momento en que mayor daño pueden causar las chinches, porque atacan a las vainas donde se define el rendimiento, donde se produce la semilla”, explica Díaz Panizza.

Para combatir estas plagas, desde Nufarm recomiendan Synergy, que también es una mezcla de dos principios activos, con diferentes modos de acción, y que, al igual que Tazer Xpert, tiene la mayor concentración del mercado. “Lo que aporta cada uno de esos activos es, por un lado el tema del volteo, que lo aporta la Lambdacialotrina por ser un activo de contacto y por otro lado, la gran residualidad que aporta el Imidacloprid ya que es un activo sistémico. Por ello hablamos de triple efecto de control: Contacto, sisémico e ingestión.  Lo bueno de esta mezcla es que además de controlar chinches adultos controla ninfas, es decir, los estados más jóvenes de la plaga”, señala el jefe de producto.

Con respecto a las aplicaciones, Díaz Panizza cuenta que hasta el momento están siendo muy puntuales en lotes donde están teniendo algún problema medio/grave, pero a nivel general todavía hay que esperar un poco más el avance. “Creemos que fines de febrero, principios de marzo se dará la mayor cantidad de aplicaciones”.

A modo de resumen, Díaz Panizza explica que las condiciones que se vieron durante esta campaña hicieron que los cultivos estén en muy buen estado de desarrollo y lo que están proponiendo es que se siga monitoreando día a día, que se vea cómo avanzan las plagas y las enfermedades y que se hagan aplicaciones según los umbrales de acción. 

 

Temas en esta nota

Cargando...