Sanidad de semillas en trigo y cebada: la importancia del tratamiento

La sanidad del cultivo es determinante del rendimiento y sobre todo afecta la estabilidad del mismo.

Por |
Un manejo integrado de enfermedades teniendo como pilares el tratamiento de semillas contribuirían a reducir el inóculo inicial y proteger la semilla de patógenos habitantes del suelo.

Un manejo integrado de enfermedades teniendo como pilares el tratamiento de semillas contribuirían a reducir el inóculo inicial y proteger la semilla de patógenos habitantes del suelo.

24deAbrilde2017a las08:52

“La semilla es la base del cultivo y un importante factor de la productividad. Un cultivo debe iniciarse con una semilla de buena calidad”, así comienza el análisis de Lucrecia Couretot, fitopatóloga del INTA EEA Pergamino de cara al inicio de la campaña fina.

El manejo integrado de las enfermedades foliares que se transmiten por semilla incluye estrategias tales como: resistencia del hospedante, calidad y tratamiento de la semilla con terápicos eficientes, aplicación de fungicidas foliares y rotación de cultivos.

Tal como explica la fitopatóloga, la sanidad del cultivo de trigo y cebada es determinante del rendimiento y sobre todo afecta la estabilidad del mismo. El uso de fungicidas, por su parte, ha demostrado ser una herramienta eficaz para controlar las enfermedades foliares. Sin embargo, un manejo integrado de enfermedades teniendo como pilares el tratamiento de semillas contribuirían a reducir el inóculo inicial y proteger la semilla de patógenos habitantes del suelo.

Tratamiento de semillas

Couretot explica que las semillas son un buen medio de sobrevivencia de patógenos y pueden llegar a ser un vehículo de inóculo inicial para el nuevo cultivo. El tratamiento de semillas con fungicidas actúa sobre el agente inoculante presente sobre o dentro de la semilla impidiendo que se constituya en una fuente inicial o primaria de contaminación y también protege a la semilla de patógenos habitantes del suelo que atacan las raíces. 

Es una práctica de gran impacto en el desarrollo de epidemias ya que su objetivo es evitar la transmisión de patógenos semilla-plántula y mantener un cultivo con una intensidad de enfermedad por debajo del umbral de daño económico (González, 2011).

Los objetivos del tratamiento de semillas son: 

Erradicar inóculo presente en la semilla, sobre o dentro.

Proteger a las semillas y plántulas de hongos que habitan suelo.

Disminuir infecciones de enfermedades foliares en las primeras etapas de desarrollo  del cultivo.

Lograr una emergencia más uniforme y una mejor implantación del cultivo.

Diagnóstico

La fitopatóloga explica que el análisis de sanidad permite identificar y cuantificar los microorganismos asociados a la semilla. Los resultados de estos análisis (carga fúngica) son una herramienta de decisión sobre el destino más apropiado de la semilla en estudio. Ya sea su respuesta al curado con productos específicos, siembra en diferentes fechas, descarte por presencia de patógenos muy contaminantes, etc.

Blotter test en trigo, alta carga fúngica de Fusarium spp.

     Blotter test en cebada, alta carga fúngica de Fusarium spp. y Dreschlera spp.

Alta carga fúngica en semillas de cebada sin tratar (testigo) y alto control en semillas tratadas.

El proceso de colonización de las semillas por patógenos comienza con algunas enfermedades foliares que afectan el cultivo desde estadios vegetativos y alcanzan alta intensidad en hojas hacia el final de ciclo de la planta. Son ejemplos de esto patógenos de los géneros Bipolaris, Drechslera, Alternaria en cebada y trigo y Ramularia en cebada, que desde los órganos foliares pueden también infectar las espiguillas depositándose en las glumas y finalmente en los granos. Las especies del género Fusarium en cambio infectan durante el proceso de antesis cuando están las anteras de las flores expuestas.

La intensidad de las enfermedades foliares de tipo necrotróficas ha aumentado en las últimas campañas tanto en trigo como en cebada. A grandes rasgos, esto se explica por cambios en las prácticas culturales (rastrojo sobre la superficie, siembra directa), falta de rotaciones, escasa diversificación de cultivares, siembra de cultivares susceptibles  actitud proactiva de lo los asesores y técnicos en reconocer enfermedades y capacitarse en la detección correcta de las mismas.

En cebada la pérdida fue de 42 kg/ha de rendimiento en grano por cada porcentaje de incremento de severidad de manchas foliares principalmente mancha en red y mancha borrosa (Couretot et al., 2015).

En trigo para Mancha amarilla se han registrado pérdidas del 20 % y del 8 al 32 % (Annone et al., 2001).

 Curasemillas

 En los últimos años se ha incorporado más tecnología de protección del cultivo desde la semilla con nuevos productos curasemillas. La introducción de nuevas moléculas con diferentes modos de acción en los tratamientos de semilla ha incrementado la eficacia de control de algunas enfermedades que se escapan al control de los fungicidas curasemillas tradicionales, como así también favorecer un mayor desarrollo radicular y control de hongos de suelo. También esta eficacia de control está asociada a la aparición en el mercado de diferentes combinaciones de fungicidas que aumentan el espectro de acción, disminuyen el riesgo de generación de resistencia, generando así un sinergismo. Por lo que disponer de nuevos productos fungicidas para el tratamiento de semillas generaría un menor costo de producción e impacto ambiental.

  • El análisis sanitario de la semilla, los tratamientos de semilla y el uso de semilla sana implican una mejor implantación del cultivo, al disminuir el inóculo inicial de enfermedades necrótroficas ya que algunas son silenciosas y no afectan el poder germinativo pero sí, son fuente de inóculo para el cultivo o introducen nuevas enfermedades en lotes libres de las mismas.
  • El tratamiento de semilla sumado al control de enfermedades vía foliar, es una alternativa para mantener un cultivo sano y disminuir pérdidas de rendimiento generadas por las mismas y así también obtener mayor peso y calidad de los granos cosechados.

 Taller de actualización técnica: trigo y cebada

 El 10 de mayo se llevará a cabo el Taller de actualización técnica de trigo y cebada. Los temas que se abordarán son:

  • Sanidad y tratamiento de semillas.
  • Enfermedades prevalentes de trigo y cebada y su manejo. Eficacia y residualidad de fungicidas foliares.
  • Plagas en cultivos de invierno y calidad de aplicación de fungicidades foliares.

 El taller se dictará de 8:30 a 16 en el salón Desarrollo Rural de EEA INTA Pergamino. Para inscripciones: hraste.lucia@inta.gob.ar  -02477 -439026/99.

*Colaboraron en el artículo: Liliana Parisi, Mariana Fernández, Gerardo Magnone, Hernán Russiany Anabella Samoiloff, del INTA EEA Pergamino.

 

  

Temas en esta nota

Seguí leyendo