La soja dejó "rindes históricos" sobre regiones del norte

Los rindes fuera de la zona núcleo se pusieron la campaña al hombro y permitieron compensar las pérdidas de otras regiones. Mirá un caso destacado de Bandera.

Por |
La campaña arrancó complicada y terminó con rindes históricos.

La campaña arrancó complicada y terminó con rindes históricos.

12deMayode2017a las16:00

Una característica de la actual campaña fue que los rindes de zonas fuera de la región núcleo lograron compensar las pérdidas producto de los excesos de agua. Esta situación generó que las principales estimaciones de producción fueran aumentadas al alza, con proyecciones que quedaron incluso por encima de los 57 millones de toneladas.

Los campos ubicados en Bandera, Santiago del Estero, fueron un ejemplo de rindes destacados durante el actual ciclo. "Puntualmente de Bandera nos pasaron rindes de 35 a 45 qq/Ha, cuando el promedio para la zona es de 25 a 27 qq/Ha.", comentó Esteban Copati, Jefe de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

"Este plus de producción que aporta Bandera y todo el NEA en general, junto con el plus que también aportaría Entre Ríos, equivale a la totalidad de la producción que se perdió por excesos hídricos en el oeste de Buenos Aires y norte de La Pampa", agregó Copati sobre la evolución actual de la campaña 2016/17.

Rindes destacados en Bandera

Un caso de rindes destacados en Bandera fue el de Eugenio Battilana, un productor de 3.200 hectáreas en la región que viene de 20 años de siembra directa y rotaciones con soja, maíz y trigo.

En palabras del productor, al momento de cosechar la oleaginosa se encontraron con un "rendimiento histórico de soja". "La parte alta de los lotes anegados permitieron compensar la pérdida por inundación de los bajos", comentó Battilana y agregó que hasta el momento de recolectarlos había dudas de si el piso iba a tolerar una cosechadora.

La realidad es que la campaña había comenzado complicada ya que el granizo se había cobrado unas 750 hectáreas de un total de 1.500 que se habían sembrado con trigo junto con 500 hectáreas de maíz. Aquí el problema fue también que el trigo tenia muy buen potencial de rendimiento, lo que complicó la siembra de la oleaginosa por la gran cantidad de plantas caídas.

A esto se le sumaron momentos de importantes anegamientos que lograron ser controlados gracias a obras de escurrimiento y drenaje a través de pequeños canales. Y particularmente la gran disponibilidad de humedad fue uno de los factores que derivaron en picos de hasta 46 qq/ha y un promedio de 36 qq/ha en las 2.300 hectáreas que fueron sembradas con soja. "Los factores que pueden incidir sobre el rinde son variados, pero la no limitación hídrica sin dudas tuvo influencia en la definición del rendimiento".

Otra aspecto importante del actual ciclo fue la baja presión de plagas: “El año pasado no teníamos forma de parar a la chinche".

Según explicó Battilana, en la zona llevan tres años con más de 1.000 milímetros: "Evidentemente haber logrado disminuir las napas mediante el doble cultivo esta generando el ambiente ideal para usar toda la tecnología disponible y apuntar a mejorar los rendimientos".

Un 70% de la oleaginosa fue implantada en el mes de diciembre, siendo de la variedad Intacta de Grupo 6 indeterminado con alto potencial de rendimiento. "La selección de las variedades y la fecha en las cuales fueron implantadas tuvieron mucho que ver", comentó Battilana al respecto. Además destacó una fertilización que se realizó sobre el trigo con azufre y urea.

La incidencia de las malezas es otro punto a tener en cuenta, ya que los anegamientos generaron la imposibilidad de realizar controles, lo que se vuelve un problema de cara a las próximas campañas. "El combate de malezas se pone cada vez más caro y de más difícil manejo", comentó Battilana al respecto advirtiendo la presencia de Yuyo Colorado.

Así es que fueron varios los factores que incidieron en que sea una campaña histórica, con rindes que en palabras del productor fueron como para "colgarlos en un cuadro".

Temas en esta nota

Seguí leyendo