Inundaciones y presión impositiva, un combo que preocupa a los productores bonaerenses

Los anegamientos sobre varias regiones de la provincia generan una realidad compleja para el sector agropecuario bonaerense.

Por |
En la provincia de Buenos Aires se declaró la Emergencia pero sobre algunos partidos falta el decreto para acceder a los beneficios.

En la provincia de Buenos Aires se declaró la Emergencia pero sobre algunos partidos falta el decreto para acceder a los beneficios.

14deJuliode2017a las10:55

Las abundantes precipitaciones en la provincia de Buenos Aires generaron un escenario complejo que preocupa a los productores. "El panorama actual afecta no solo a la economía de los productores, sino también a la sociedad en general con mucha gente se tuvo que ir del campo", comentó Matias de Velazco, presidente de Carbap.

En dialogo con Agrofy News, el titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa explicó que la situación es compleja en el oeste de Buenos Aires, a lo que se esta sumando el sudoeste, en donde están llegando problemas de agua, así como también la Cuenca del Salado. "El agua está llegando a mares y no baja", alertó.

"En lo que hace a la fina hay zonas imposibles de sembrar y ya hay dudas de si se va a poder implantar la gruesa", comentó respecto a la situación actual.

A los problemas de agua se suma una alta presión impositiva, con una provincia que presenta cuentas ajustadas y busca fondearse con el aporte de los productores: "A lo que es la producción esta presión impositiva la esta asfixiando", destacó De Velazco.

De acuerdo a un informe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), en Buenos Aires de cada $100 de renta que genera una hectárea agrícola un 70% se los lleva el estado. Todo esto teniendo en cuenta los tres niveles, municipales, provinciales y nacionales.

Desde la Mesa Agropecuaria Provincial se planteo la alta presión tributaria en una reunión reciente con la Gobernadora Maria Eugenia Vidal, expresando que el impuesto inmobiliario rural se incrementó este año en promedio 38% y que en algunas zonas del sudoeste provincial escaló al 200%. Al tiempo que se remarco, que desde ARBA se están revaluando partidas.

Ver también: Vidal escuchó elogios y reclamos del campo

De Velazco explicó que sobre el Inmobiliario Rural hay dos problemas:

  • Un revalúo de las parcelas, que "es una medida recaudatoria más. Se buscaron algunas excusas por el Formulario 911"
  • Por otro lado se mantiene el impuesto inmobiliario complementario, que "consideramos que es erróneo conceptualmente"

Sobre el Impuesto Inmobiliario, Pablo Ginestet, presidente de la Asociación Rural de Henderson, comentó: "Te llaga la notificación de Arba diciéndote que te revalúa el campo por una serie de motivos que no tienen nada que ver con lo que estamos viendo en la realidad".

En el partido de Henderson las lluvias acumuladas son de 900 milímetros hasta principios de julio, cuando la media anual para la región es de 950, lo que genera pérdidas tanto en el sector agrícola como así también ganadero y de tambos: "Calculamos nosotros que se perdió alrededor de un 15% de la soja y cerca de un 10% del maíz sembrado en el partido de Henderson", comentó Ginestet.

De acuerdo a los cálculos de la Asociación Rural de Henderson habría más de 100 millones de pesos en pérdidas. Además, "la situación se va agravando día a día porque cada vez llueve más, con volúmenes de precipitaciones que se ubican por encima de lo normal".

La provincia de Buenos Aires declaró la emergencia agropecuaria a fines de marzo, pero para que entre formalmente en vigencia tiene que emitirse un decreto que hasta le fecha no salió. "La emergencia se declaró hasta el 31 de agosto, pero los productores a mediados de julio todavía no pueden acceder a los beneficios". "Cuando salga el decreto la emergencia va a estar terminando".

Ginestet comentó sobre la situación actual que todavía no se terminó de cosechar, y lo que queda de soja resulta muy complejo terminar de levantar. "Se suma un colapso total de la red Vial, los pocos que han podido cosechar no tienen forma de sacar la mercadería. Es un problema ya que la soja embolsada con esta humedad no aguanta demasiado", agregó.

En el partido de Henderson se estima que algo más de 32 mil hectáreas se encuentran inundadas.

De cara al futuro...

Por último, tanto Ginestet como De Velazco coincidieron como algo positivo el hecho de que la provincia se encuentra trabajando para mejorar la situación actual, pero que pesa la falta de inversión durante los últimos años: "Cuando hay años de seca uno se olvida del agua, deja de protestar, de estar encima y los políticos aprovechan y destinan los fondos a otras cosas. Por eso cuando baje el agua tenemos que reclamar para que se realicen", concluyó el titular de la Asociación Rural de Henderson.

Temas en esta nota

Cargando...