Macri recorrió un frigorífico y aseguró que el país va "por el camino correcto"

El jefe de Estado admitió que "todavía el crecimiento no llegó para todos", pero aseguró que el país va "por el camino correcto".

Por
Mauricio Macri recorrió las instalaciones de un frigorífico de carne vacuna en la ciudad bonaerense de Azul. (Prensa Presidencia)

Mauricio Macri recorrió las instalaciones de un frigorífico de carne vacuna en la ciudad bonaerense de Azul. (Prensa Presidencia)

09deAgostode2017a las15:12

En el último acto junto a la gobernadora María Eugenia Vidal antes de las PASO, el Presidente se sumergió en la búsqueda de los desencantados que en 2015 votaron a Cambiemos pero que hoy dudan, y admitió que el cambio "todavía no llegó a todos los argentinos", pero advirtió que "construir un país lleva años". "Si seguimos por este camino, en diez años la Argentina va a ser un país fuerte", consideró.

Además, el jefe de Estado apuntó contra los caciques del Conurbano. En un tramo de su discurso dijo que "a todos los machos de la provincia, Vidal los está poniendo en vereda". "Estamos acá porque nos animamos, rompimos ese miedo que busca destruir los sueños y que caigamos en la resignación", cerró.

"Soy el primero en saber que este crecimiento todavía no llego a todos los argentinos. Hay muchos argentinos que dicen que no ven que las cosas estén mejorando. Y yo digo que tienen razón, pero que no se sale de no generar empleo en 18 meses, pero que estén seguros que tomamos el camino correcto", dijo Mauricio Macri, en un intento por seducir a parte del electorado que hoy se muestra indeciso. En el comando de campaña oficialista consideran que, dentro de ese universo -cercano al 15%- hay una porción importante de votantes que podría acompañar a Cambiemos el domingo.

"Construir un país lleva años, pero si seguimos por este camino, en diez años la Argentina va a ser un país fuerte y sólido, donde la pobreza se va a reducir enormemente y donde la clase media va a poder proyectar", agregó el jefe de Estado, en tono de promesa de campaña.

Como ocurrió el viernes en Bahía Blanca, el Presidente y Vidal se volvieron a mostrar en el gimnasio del Club Chacarita de Azul, junto al Grupo de los 5, tal como llaman en el macrismo a los candidatos a senadores, Esteban Bullrich y Gladys González; y a diputados, Graciela Ocaña, Héctor "Toty" Flores y Guillermo Montenegro.

Macri destacó a Bullrich, inmerso en la polémica por el furcio que cometió cuando dijo que "El camino que hemos emprendido todos los días tiene un metro más de asfalto, una sala más, un pibe más que está preso".

En tanto, Vidal se encargó de realzar uno por uno a sus candidatos. Y los elogió: "Ellos no quieren usar de trampolín a la provincia. La quieren de verdad, de corazón".

Luego, la gobernadora endureció su tono. Fue cuando buscó desarticular parte del discurso kirchnerista en torno a la crisis de empleo y advirtió que "el problema del trabajo no empezó en diciembre de 2015". "No volvamos para atrás, quienes nos dejaron a un tercio de los argentinos en la pobreza no son los que nos van a sacar adelante", pidió.

"No dejes que te mientan y engañen otra vez que los mismos que te gobernaron los últimos 25 años ahora te digan que te van a llevar a un lugar mejor. No cambiemos esperanza por resignación, no volvamos a someternos, ¡no dejen que nos sometan otra vez!", completó.

Tanto la gobernadora como los candidatos llegaron desde Mar del Plata, donde anoche encabezaron otro acto. Macri, en tanto, fue directo desde Buenos Aires, luego de hablar con un medio de Tucumán y respaldar a Vidal ante los gobernadores del PJ por el Fondo del Conurbano.

Durante el acto, hubo varios intercambios de elogios entre el Presidente y la gobernadora. "Ya en Boca me di cuenta que era buena de verdad, tenía a todos cortitos", recordó el jefe de Estado.

Una curiosidad: el anfitrión del acto fue el intendente local Hernán Bertellys, un ex Frente para la Victoria que ganó su municipio con la boleta K, pero que el año pasado se pasó al macrismo y hoy se subió al escenario en formato 360 que montó Cambiemos para pedir apoyo para seguir "reconstruyendo" la Argentina.

Mañana, el Presidente continuará con su plan de estar en un distrito por día antes de las PASO. La cita será en Capital, en el microestadio de Ferro, donde se mostrará con Elisa Carrió y los candidatos por la Ciudad de Buenos Aires. Y el jueves hará el cierre en Córdoba. Esta vez no será en el Orfeo, como en 2015, sino en la vieja Usina. Los más cabuleros, esos que insistieron para que Vidal volviera a cerrar la campaña bonaerense en Vicente López, todavía se lamentan del cambio de escenario.

Temas en esta nota

Seguí leyendo