EE.UU. dio un fuerte respaldo a Macri y prometió abrir el comercio agrícola

Pence dijo que Argentina es un "socio" y "aliado". Felicitó a Macri en Olivos por las PASO y discutió facilidades para el canje de productos.

Por |
Pence, quien llegó el lunes en el marco de una gira por la región, agradeció al Presidente su "liderazgo en el cono sur".

Pence, quien llegó el lunes en el marco de una gira por la región, agradeció al Presidente su "liderazgo en el cono sur".

16deAgostode2017a las08:55

Confiado por el triunfo electoral en diez jurisdicciones y el enigma de la Provincia la Casa Rosada recibió un estímulo adicional ayer desde el frente externo con los elogios que el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, hizo al rumbo del país frente a Mauricio Macri, al que garantizó que el comercio bilateral "aumentará en beneficio mutuo".

Pence, quien llegó el lunes en el marco de una gira por la región, agradeció al Presidente su "liderazgo en el cono sur" y por hacer de la Argentina "una inspiración para todo el continente". Fue un guiño para la agenda de reformas instrumentadas por Cambiemos en 20 meses, y para las que prepara una vez superado el tiempo de elecciones.

El delegado del presidente Donald Trump mantuvo una reunión de trabajo con Macri en la residencia de Olivos, donde felicitó al Gobierno por el desarrollo de las elecciones del domingo y los resultados obtenidos.

En el encuentro, al que se sumaron el canciller Jorge Faurie, y los secretarios de Comercio, Miguel Braun, y de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, entre otros, se abordaron los avances de las negociaciones mantenidas días atrás con las autoridades de los departamentos de Comercio y Agricultura, en Washington, para facilitar los intercambios de carne vacuna, los envíos de limones y otros cítricos al mercado del norte, y el regreso al Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), que beneficiaría principalmente las exportaciones de las economías regionales por la caída de barreras arancelarias.

El ex gobernador de Indiana, estado en el que predomina la actividad agrícola, también oyó diferentes alternativas para evitar que el biodiésel argentino se vea impedido de ingresar a su país ante el avance de una denuncia por presunto dumping. Además, Macri insistió en que la Casa Blanca reitere su apoyo al ingreso argentino a la OCDE en la próxima cita del organismo, en septiembre, algo que Pence concedió.

El presidente y el vice también abordaron la cooperación en materia de seguridad y defensa, el intercambio de datos para prevenir delitos financieros y el crimen transnacional. Concluida la reunión, los líderes dieron una declaración en la que se reveló que no todo es coincidencia en la relación bilateral.

Macri agradeció la visita e insistió con la llegada de inversiones para crear empleo, a lo que Pence correspondió sosteniendo que eso sucederá "si continúan las reformas estructurales". El jefe de Estado se mostró confiado y auguró la llegada de nuevas empresas estadounidenses.

Como lo hizo en Colombia, el republicano insistió en la situación que atraviesa Venezuela y reiteró que su país "evalúa todas las opciones", incluida una incursión militar contra Maduro. Macri le recordó que el Mercosur no avala el uso de la fuerza.

Los funcionarios reconocieron que existe un compromiso para aumentar el comercio bilateral, pero no así en una negociación colectiva. Allí existe un disenso que hace al Gobierno temer por el resultado de la cumbre ministerial de la OMC, por celebrarse aquí del 10 al 13 de diciembre, y con la que el Gobierno pretende mostrarse como un garante para revalidar el sistema multilateral de comercio, criticado por Trump. Por eso, y ante la pregunta de este diario, Macri aseguró que "se buscarán puntos en los que profundizar, independientemente de que ellos no vean atractivas las relaciones multilaterales".

Por la tarde, Pence se dirigió a la Bolsa de Comercio, adonde brindó un extenso discurso, con proyección regional, con el que animó a los actores económicos a acompañar "las medidas audaces" del Gobierno. También señaló que su país "se preocupa por el progreso de sus vecinos" y aseguró que Trump quiere "más comercio con América latina". Fue un mensaje leído en clave contra el acuerdo de integración económica al que van el Mercosur y la Unión Europea.

Pence también sermoneó a los asistentes sobre el rol de su país en la región y advirtió que Washington "no vacilará en defender la seguridad del continente". Otro intento por justificar una potencial intervención armada en Venezuela.

Temas en esta nota

Seguí leyendo