Singapur: un mercado de alto poder adquisitivo

Actualmente el mercado singapurense presenta potencial para el 87% de las exportaciones de productos de la oferta agroindustrial argentina.

Por |
Fuente: Fundación INAI

Fuente: Fundación INAI

17deNoviembrede2017a las15:59

Singapur representa el país con mayor ingreso per cápita del Sudeste Asiático. Debido a que la superficie dedicada a la agricultura es prácticamente inexistente, depende absolutamente de la importación de productos alimenticios. Además este país representa una puerta de entrada al Sudeste Asiático, actuando como inversor y distribuidor en la región. Se calcula que aproximadamente el 50% de sus importaciones se reexportan, lo cual aumenta significativamente las dimensiones de su mercado local.

El  4 y 5 de diciembre se llevará a cabo una Misión Comercial Agroindustrial a Singapur, organizada por el Ministerio de Agroindustria, junto a la Cancillería y la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional.

Según la convocatoria oficial, se trata de un encuentro que tendrá un formato de rondas de negocios con importadores y distribuidores locales. Con el objeto de identificar las oportunidades que pueden presentarse para el sector agroindustrial, la Fundación INAI ha realizado un análisis del potencial de dichos mercados para las exportaciones argentinas, en su Informe de Acceso a Mercados de Singapur.

Mercado de alto poder adquisitivo

Singapur representa un mercado de tan solo 6 millones de personas (0,1% de la población mundial) pero con un PBI per cápita de 52.961 US$, el más alto de la región.

Según la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Singapur, sus habitantes poseen un gran poder adquisitivo y su nivel de consumo en alimentos es el más alto de la región. Tienden a demandar productos alimentarios de primera calidad, con preferencia hacia los productos orgánicos y saludables, bajos en grasas, calorías o azúcar. Además su intenso estilo de vida implica un gran consumo de comida preparada y alimento procesado. 

El reducido tamaño del país dificulta la posibilidad de efectuar explotaciones agrícolas o ganaderas. Por lo tanto, las necesidades alimenticias son cubiertas en un 90% por productos importados. Sus mayores proveedores son Malasia (17%), Francia (11%), Indonesia (10%), Estados Unidos (8%) y China (8%). Cabe destacar, que solo un 3% del comercio mundial de Singapur corresponde al sector agroindustrial, siendo Argentina proveedor del 0,3% de sus importaciones mundiales de productos agroindustriales, ubicándose en el puesto número 30 como origen de ellas.

En cuanto al vínculo bilateral, la Argentina y Singapur se encuentran avanzando en la firma de un Tratado Bilateral de Inversiones (TBI) que busca atraer inversiones, beneficiosas para ambas partes, desde el país del Sudeste Asiático hacia la Argentina. Por otro lado, en septiembre el Canciller argentino Jorge Faurie en una reunión en Singapur con su par, Vivian Balakrishnan, señaló la prioridad que para el MERCOSUR representa alcanzar un acuerdo con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés). Este bloque económico, compuesto por 10 países de la región, será presidido por Singapur el próximo año. 

Las exportaciones agroindustriales a dicho país han rondado los 34 millones de dólares, con picos máximos en 2011 y 2013 de 50 y 51 millones de dólares respectivamente. Los principales productos exportados por Argentina son carne y despojos comestibles de gallo o gallina congelados ( 18%), austromerluza antártica y merluza negra (17%) seguido por gelatinas y sus derivados, camarones y langostinos, vino de uvas frescas  y peras. 

Ventajas Comparativas Reveladas

Según el análisis de Ventajas Comparativas Reveladas (VCR) que realiza la Fundación INAI, existe potencial para exportar desde nuestro país tortas y residuos de soja, habas de soja, aceite de soja en bruto, maíz, camarones y langostinos congelados, trigo y morcajo, vino de uvas frescas y carne bovina deshuesada, entre otros. Actualmente, a excepción del vino de uvas frescas, ninguno de los productos mencionados con potencial es exportado a Singapur en cifras significativas.

De acuerdo al análisis, el mercado singapurense presenta potencial para el 87% de las exportaciones de productos de la oferta agroindustrial argentina (32.422 millones de dólares), de los cuales Argentina tan solo registra exportaciones sobre un 0,09% de esos productos.

Es importante aclarar, que el indicador de VCR utilizado para el análisis determina que existe demanda singapurense de un producto para el que Argentina tiene una ventaja exportadora, pero lo que no anticipa es si existe alguna otra barrera de acceso a dicho mercado para los productos argentinos, como por ejemplo sanitaria, técnica o cultural. Eso requiere un análisis más detallado a nivel de producto específico.  

Al respecto, vale señalar que en términos arancelarios el mercado singapurense es uno de los más abiertos del mundo. De hecho, el 99,8% de las líneas arancelarias están exentas de impuesto, permaneciendo gravadas solo las bebidas y tabaco. Si bien no presenta grandes barreras no arancelarias, mantiene estrictas medidas sanitarias y fitosanitarias para el ingreso de productos agroalimentarios

Al contemplar esta información, y observando el rol que juega Singapur como puerta de entrada y distribuidor en la región del Sudeste Asiático, su dependencia de la importación de alimentos y el alto poder adquisitivo de su población, se puede decir que presenta una gran posibilidad transformar el comercio potencial en comercio efectivo.

Temas en esta nota

Seguí leyendo