Zona núcleo: la falta de agua frenó la siembra de soja

La falta de agua ya se siente en la región central y Córdoba es la provincia más afectada. Estamos ante un cambio de escenario climático en la región núcleo.

Por
Fuente: BCR

Fuente: BCR

24deNoviembrede2017a las15:23

La Bolsa de Comercio de Rosario informó que en la zona núcleo la siembra sólo se avanzó 5 puntos en esta semana con la soja de primera. "Con un progreso del 90% de las 4,9 millones de hectáreas intencionadas, la campaña perdió su ventaja y pasó a estar cabeza a cabeza con los números de avance del año pasado", comentaron.

En tanto, las localidades que recibieron algunas lluvias, como las del centro-sur de Santa Fe y noreste de Buenos Aires, pudieron continuar con la siembra de la oleaginosa.

Sin enfermedades ni plagas de gravedad, las malezas siguen acechando al cultivo y cada vez se necesitan acrecentar más las dosis para combatirlas. Los niveles de resistencias que han adquirido plantean un nuevo desafío productivo.

"Cada vez son más los que piensan implementar cultivos de cobertura en la próxima campaña para, aparte de mantener a raya los niveles de las napas, complementar el control", agregó la BCR.

Por los que se preguntaban si estamos ante un cambio de escenario climático en la región, la respuesta de la BCR es sí.

La falta de agua ya se siente en la región central y Córdoba es la provincia más afectada. El tiempo seco y ventoso, con tormentas que sobrevuelan y amenazan con desatar un diluvio, y luego no dejan agua, ya deja a la mitad de la provincia en sequía y al resto en condiciones regulares.

El escenario que se observaba al 8/11 siguió agravándose. Incluso las reservas adecuadas a óptimas del este, de hace 17 días, han descendido a regulares.

¿Cómo viene el trigo?

Aunque ha sido la campaña de mayor presión de enfermedades, la conciencia que tuvieron los productores sobre el problema y las medidas de control que tomaron hoy se reflejan en las cosechadoras: "Los rindes son excelentes y siguen superando las expectativas. Incluso el avance y las marcas productivas son muy similares a las de un año atrás".

En el norte de Buenos Aires aún no comenzó la cosecha, pero también hay altas expectativas.

Temas en esta nota

Seguí leyendo