Por la sequía, la cosecha de soja sería menor a 47 M de toneladas

El 40% del cultivo de primera en la región núcleo presenta calidad de regular a mala. Por su parte, también se recortó la producción de maíz que sería de alrededor de 35 millones de toneladas.

Por
La lluvia no llega. En la zona núcleo el rinde promedio se ubica en 33 quintales por hectárea pero se estima que podría seguir cayendo.

La lluvia no llega. En la zona núcleo el rinde promedio se ubica en 33 quintales por hectárea pero se estima que podría seguir cayendo.

23deFebrerode2018a las09:10

El clima continúa jugándole una mala pasada a la campaña agrícola 2017/18, la soja, el principal cultivo de la Argentina, sigue perdiendo terreno producto de la sequía. 

Este jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires volvió a recortar las estimaciones de la cosecha que ahora ubicó en 47 millones de toneladas - 3 millones menos que lo planteado la semana anterior y 10,5 millones por debajo de lo obtenido en 2016/17- y este parece ser sólo el comienzo porque el achique sería aún más drástico.

Por su parte la Bolsa de Comercio de Rosario fue más allá y proyectó un recorte de 5 millones de toneladas y una cosecha total de 46,5 millones, ambas entidades coinciden que sí se prolonga la falta de lluvias la situación podría ser peor en el corto plazo y lamentablemente los pronósticos climáticos no son muy alentadores.

Por delante continua una semana sin lluvias, con aumentos de temperatura. Recién para próximo miércoles se espera que se desarrollen algunas tormentas. Sin embargo, serán dispares, con acumulados puntales y modestos.

Para la región núcleo los rindes promedios estarían en 33 quintales por hectárea, pero retrocederían ante la ausencia de agua. El 40% del área de soja de primera presenta una calificación de regular a mala.

Por supuesto que la oleaginosa no es el único cultivo afectado, el maíz también está muy complicado por la falta de precipitaciones.

En este contexto la Bolsa de Cereales recortó esta semana su proyección de producción de maíz con destino grano comercial para la campaña en 2 millones de toneladas llegando a las 37 millones de toneladas, 4 millones menos que las estimadas durante septiembre del año pasado.

Siguiendo la misma línea la entidad rosarina también redujo su estimación de la cosecha en 4,9 millones, frente a las cifras planteadas a comienzos de enero y ahora sería de 35 millones de toneladas.

Se destaca la caída en la productividad promedio nacional, que se estima en 64,4 qq/ha, esto es 9,1 quintales por debajo de la cifra del informe de enero.

Seguí leyendo