Una mirada logística sobre Latinoamérica

La ausencia de políticas de Estado y el alto costo logístico se presentan como denominador común a todos los países.

Por |
Se llevó a cabo en Buenos Aires la asamblea anual de la Asociación Latinoamericana de Logística (ALALOG).

Se llevó a cabo en Buenos Aires la asamblea anual de la Asociación Latinoamericana de Logística (ALALOG).

25deAbrilde2018a las08:13

El pasado jueves 19 de abril,  doce países latinoamericanos debatieron sobre su realidad logística en el auditorio de la Federación Argentina de Entidades Empresariales del Autotransporte de Cargas (FADEEAC).

Por primera vez se realizó en Argentina la asamblea anual de la Asociación Latinoamericana de Logística (ALALOG). Durante el encuentro hubo representantes y referentes logísticos de países tales como Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. Por Argentina, expusieron Jorge López y Hernán Sánchez, presidente y presidente alterno respectivamente de ALALOG.

Cabe aclarar que dicha asociación es la entidad Latinoamericana que agrupa a Cámaras de Operadores Logísticos y Asociaciones Profesionales que intervienen en la gestión de la supply chain. Su principal objetivo es la difusión, el intercambio de experiencias y el desarrollo de la actividad logística en América Latina, por entenderla como un factor estratégico de primer orden para el desarrollo de la región.

Previo a este evento, la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol) realizó el 10° Encuentro Profesional de Logística. En este contexto, López, su presidente, señaló que “el empresariado argentino sabe muy poco sobre qué es la logística, por desconocimiento apenas la toman como transporte; pero la logística es mucho más que eso y, sobre todo, agrega mucho más valor”. Por eso, destacó el esfuerzo del sector para seguir invirtiendo en tecnologías y brindar servicios más eficientes.

Visión compartida

Los principales temas abordados durante la mañana del jueves giraron en torno a la existencia de políticas de Estado, costos,  inversión ¿pública y/o privada?, estado de la logística.

En este sentido, al ser consultado por Agrofy, Sánchez, indicó que la problemática de la logística es muy común entre los países, aunque las economías y la población de cada uno difiere en términos de hábitos, consumo e infraestructura.

Hay muchas cuestiones que se pueden empezar a copiar sobre como tal país resolvió un problema o entender que es lo que estamos haciendo mal. Son puntos que mejoran a la logística de la región, si logramos aprender a intercambiar esos datos y usarlos positivamente van a potenciar América Latina en términos de su logística”, analizó.

Un repaso por Latinoamérica

Los expertos de los países participantes ofrecieron una reseña sobre la situación de la logística y el transporte en cada país.

Al oeste de Argentina, en Uruguay, según comentó Juan Carlos Rodríguez (CALOG), en los últimos quince años la logística ha tenido un desarrollo importante por el crecimiento de los agronegocios. Se formaron dos nodos claros de actividad logística, desembarcaron empresas grandes de Argentina, y recién empiezan a verse los parques logísticos. La inversión proviene del sector privado.

Hacia el oeste de América del Sur, más precisamente en Perú, Luis Miguel Maldonado (APPROLOG), indicó que allí, todos los aeropuertos del norte y del sur han sido privatizados. Tenemos dos grandes retos, uno se refiere a las rutas y el otro, a las vías férreas, reconoció. Además, resaló que las inversiones vienen tanto del sector público como privado.

Luego, Alessandro Molfesi (ATOLPAR), representante de Paraguay, manifestó que su país firmó recientemente un convenio por la ruta bioceánica. En cuanto a los desafíos que hoy enfrenta el sector, señaló que el más grave es la informalidad. “Estamos luchando con los entes del Estado para lograr la formalización”, destacó.

Tanto para el Gobierno como para la industria privada, la logística es una prioridad”, así lo expresó José Antonio García (AOLM) de México.  De acuerdo a su descripción, el país posee una infraestructura enorme, aunque el costo para transportar representa el 14% del PBI. A su vez, destacó que en su país existe un plan nacional de desarrollo de logística en sintonía con el Gobierno.

Angie Intriago (ASOLOG), la única mujer de todo el panel habló sobre la situación de Ecuador. Según comentó, su país cuenta con una infraestructura férrea privada sólo destinada al turismo. Agregó que Ecuador tiene un plan estratégico de movilidad que se extiende hasta el 2038, cuyo objetivo es la creación de puertos secos y plataformas logísticas. En tanto, informó que la mayoría de las inversiones es de índole privada.

Por su parte, Juan Carlos Rodríguez Muñoz (COLFECAR) de Colombia, apuntó: “Estamos por incrementar la inversión del PIB en infraestructura y en la misión logística participamos tanto el sector público como el privado”. Además, agregó que tanto el combustible como los peajes suman el 46% de los costos operativos.

Cruzando la cordillera, según Neli Taylor Montgomery (ALOG), el efecto de la inversión de los privados ha logrado un buen nivel de eficiencia en los puertos. Al respecto, indicó que en Valparaíso toda la infraestructura depende de los privados, tan es así que las carreteras son 100% concesionadas. Si bien reconoció que son buenas, advirtió que se han ido tornando bastante caras. Al igual que Argentina, el país tampoco tiene una política de Estado de logística. “Estamos iniciando conversaciones con el Gobierno actual sobre los costos”, agregó.

Luego, César Meireles (ABOL), expresó: “Para un país como Brasil con 8.200 kilómetros cuadrados de extensión y 27 estados, la logística es fundamental”. Sin embargo, advirtió que “el problema radica en que el Gobierno no cumple el plan del anterior y, por ende, no hay solución de continuidad”. Al respecto, aseguró: “La logística, necesariamente, es un programa de largo plazo. Y necesita, imperativamente, de inversiones públicas y privadas”. No obstante, puntualizó que son bajas las inversiones en infraestructura logística, cercanas al 0,6% del PBI.

A su turno, Wilfredo Rojo (CADEX), informó que en Bolivia fundamentalmente han trabajado en lo carretero. De acuerdo a lo expuesto, las iniciativas están dadas por el Gobierno, pero en la operativa del comercio del transporte está liderado por capitales privados. Bolivia no es un país ajeno a los altos costos de logística. En este sentido, Rojo dijo que “debe ser uno de los más altos de Latinoamérica y pretenden que sea un país que ayude a unir los dos océanos”. Por último, destacó que hay oportunidades de negocio muy importantes.

¿Y Argentina?

Tiene falencias estructurales en las que están trabajando”, aseguró López al comienzo de su exposición. Comentó a sus compañeros que el país tiene una logística basada en transporte por carreteras y lo ferroviario se encuentra obsoleto. En este sentido, enfatizó: “Hay que reconvertir la matriz portuaria que necesita un pensamiento estratégico”.

De acuerdo a López, la actividad logística está en manos de privados con empresas multinacionales y en donde los estándares de actividad son del primer mundo. Según la mirada de López, los desarrolladores inmobiliarios están creciendo mucho en Argentina y los operadores logísticos están invirtiendo bastante en tecnología.

Por último, y un dato no menor, López se refirió a la creciente carga impositiva que golpea la actividad.

Reflexión

Al ser consultado sobre la situación de Argentina en comparación con otros países, Sánchez aseguró: Está muy bien en términos de prácticas logísticas, de niveles de avance y de la calidad que tiene; se encuentra en un nivel medio en términos de infraestructura, y estamos muy altos en términos de costos, somos el país más caro en términos de costos unitarios, (al mirar cuánto vale un litro de combustible, una hora trabajada por un colaborador, una cubierta)”.

En Argentina no hay una política de Estado en torno a la logística, Sánchez comentó que están conversando con  el Ministerio de Transporte, y les gustaría por un lado, que el dialogo sea más intenso y por el otro, obtener respuesta sobre algunos de los planteos. “Nos escuchan, es un gran avance, pero nos gustaría tener un feedback sobre lo que se está haciendo”, señaló a modo de reclamo.

Temas en esta nota

Seguí leyendo