Incidencia y severidad: un video muestra cómo realizar una correcta evaluación

Medir incidencia y severidad resulta un aspecto clave para definir una correcta estrategia de manejo.

Por
07deSeptiembrede2018a las10:00

En un momento en donde los monitoreos cobran real importancia para los cultivos de fina, un video que difundido por la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Entre Ríos explica cómo determinar incidencia y severidad de las enfermedades en una planta.

Ver también: ¿Cuál es el panorama sanitario en la zona núcleo?

Incidencia

La incidencia se refiere al porcentaje de hojas enfermas respecto del total de hojas evaluadas en el lote.

Se deben seguir los siguientes pasos:

  • Detectar cuál es el estado fenológico en el que se encuentra el cultivo.
  • Luego se procede a arrancar los macollos, quedando la planta madre
  • Contar la cantidad de hojas presenta algún síntoma con manchas mayores a 1 mm.
  • La cantidad de hojas afectadas determina el porcentaje de incidencia

Severidad

La severidad es el porcentaje de la superficie foliar muestreada que está cubierta por signos, manchas y pústulas de cada enfermedad.

  • Doblar la hoja en 4 partes, quedando así dividida en pociones de 12,5%
  • Allí se deberá determinar que porcentaje de la hoja se encuentra afectada

Esto se puede ir haciendo semana la semana, siguiendo así cuál es la evolución de la enfermedad y teniendo en cuenta los umbrales de afectación para diseñar una correcta estrategia de manejo.

Condiciones del trigo

De acuerdo al último informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, las enfermedades avanzan, mancha amarilla, con baja a moderada severidad, aumenta su presencia en la zona núcleo.

En tanto, desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires informaron que a nivel nacional la ausencia de precipitaciones sobre las regiones del norte del país comenzó a impactar sobre la condición del cultivo en lotes que se encuentran diferenciando etapas reproductivas del ciclo fenológico (encañazón y espigazón).

A la fecha, el 42,5 % de las 6.100.000 hectáreas implantadas con el cereal se encuentran bajo una condición hídrica regular, la cual se concentra principalmente sobre las regiones del NOA, NEA y en la provincia de Córdoba.

A su vez, otro 55,9 % mantiene un estado hídrico entre adecuado y óptimo, ofreciendo buenas condiciones para los lotes que comenzarán a transitar etapas críticas durante las próxima semanas.

Temas en esta nota

Seguí leyendo