La soja en el norte enfrenta un "Impuesto a las Ganancias" del 78%

De acuerdo a un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, haciendo soja en el norte argentino, el peso de todos los impuestos actuales equivale a pagar un único Impuesto a las Ganancias del 78%

Por
US$ 900 millones: el aporte fiscal de las provincias del norte solamente computando la producción de soja.

US$ 900 millones: el aporte fiscal de las provincias del norte solamente computando la producción de soja.

29deEnerode2019a las08:53

"Todos los impuestos que paga actualmente un productor del norte equivalen a pagar un único impuesto a las ganancias del 77,5%, casi el 78%. Una alícuota impositiva realmente elevada", fue la conclusión de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Cabe señalar que la alícuota máxima para una persona física en este impuesto es actualmente del 35%: "La presión tributaria –realmente- es muy elevada".

Según el informe de la entidad rosarina, la torta que genera un campo norteño de 300 ha se reparte así:

  • 40% lo perciben los Gobiernos
  • 48% a los costos de implantación
  • 12% restante le queda al productor

Para llegar a estos números, Julio Calzada y Sofía Corina realizaron un ejercicio de simulación matemática para comprobar la presión impositiva que sufre un productor agropecuario que cultiva soja de primera en 300 hectáreas de campo propio en el norte argentino.

Este hombre y/o mujer de campo se ubica a 700 km de distancia de los puertos y/o fábricas del Gran Rosario, con lo cual tiene elevados costos de transporte:

"Cuantificamos el monto total de impuestos nacionales, provinciales y municipales que paga actualmente y nos hicimos una primer pregunta: ¿Qué pasaría si el sistema tributario tuviera solamente un único Impuesto a las ganancias y elimináramos el resto de los tributos que hoy se cobran, incluso los derechos de exportación?".

US$ 104 de US$ 611

Los números muestran que un productor dueño de su campo -con esfuerzo a lo largo de todo el año- siembra soja y recibe por hectárea un ingreso bruto de 611 U$S.

Luego de pagar todo, le quedan finalmente 104 U$S por hectárea. Los Gobiernos Nacional, provincial y comunal –con todos sus impuestos y retenciones- recibiría por la actividad de este productor aproximadamente 343 U$S por hectárea.

Otro dato interesante es la magnitud estimada del aporte fiscal de las provincias del norte argentino. Si en ellas se siembra cerca de 2,6 millones de hectáreas con soja, los productores de estas jurisdicciones estarían pagando en concepto de retenciones, ganancias, bienes personales y otros impuestos nacionales, provinciales y comunales cerca de 892 millones de U$S, casi 900 millones por la producción de la oleaginosa solamente.  "Si bien es una cifra aproximada, sirve para ver y dimensionar el importante aporte de estos productores", fue la conclusión de la BCR.

Temas en esta nota