Triquinosis: síntomas y recomendaciones para prevenirla

El Senasa brindó una serie de sugerencias ante casos sospechosos en personas en Balcarce. Hay que tener cuidado con la cocción y los embutidos de carne de cerdo y animales silvestres.

Por
17deMayode2019a las09:31

Ante la la sospecha de casos de triquinosis en personas reportados en la localidad bonaerense de Balcarce, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) difundió una serie de recomendaciones para prevenirla y reiteró cuáles son los síntomas a los que hay que estar atento.

La triquinosis es una zoonosis producida por un parásito del genero Trichinella spp. Las personas se enferman al consumir carne insuficientemente cocida o productos elaborados con carne de cerdo o de animales silvestres (principalmente jabalíes y pumas) que contienen en sus músculos larvas de Trichinella.

Las principales formas de transmisión se dan por la falta de cocción de carne de cerdo y el consumo de chacinados y embutidos de animales silvestres que no fueron verificados.

En cuanto a las sospechas en Balcarce, el Senasa informó que ya procedió a la inspección e interdicción (con prohibición del movimiento de animales) del establecimiento porcino sospechoso e identificó a los animales con caravanas y que tomará las acciones sanitarias que correspondan cuando estén los resultados de laboratorio de las personas afectadas.

La enfermedad

El Senasa apuntó que los principales síntomas de la triquinosis son: fiebre, diarrea, vómitos, hinchazón de párpados, fotofobia (intolerancia a la luz) o decaimiento similar al de la gripe y dolores musculares.

El mayor cuidado hay que tenerlo con los productos porcinos artesanales o caseros. Como se usan carnes sin cocción, esos chacinados, embutidos y salazones pueden contener larvas de los parásitos que producen la enfermedad, que una vez que ingresan al organismo de las personas pasan por el sistema digestivo y viajan por la sangre hasta llegar a los músculos, donde se alojan.

Por eso el Senasa remarcó que quienes produzcan y elaboren ese tipo de productos chacinados deben verificar que la carne es apta para consumo humano. “Para ello -insistió-, deben remitir una muestra de carne (entraña) de cada animal para que sea analizada en un laboratorio de la zona mediante la prueba de digestión artificial”. Y que quienes los compran los obtengan de “establecimientos habilitados y no en lugares informales en los que no se puede demostrar la inocuidad y la trazabilidad del alimento”.

Otra cosa con la que hay que tener particular cuidado es con la cocción, por eso el organismo sanitario subrayó que “la prevención debe trasladarse hasta los hogares” y que “es importante cocinar correctamente la carne hasta que su interior pierda el color rosado”.

También debe tenerse en cuenta que la salazón, el ahumado y la cocción en microondas no matan al parásito que produce la triquinosis.

Temas en esta nota