CLIMA
Rosario
miércoles 19
Estado clima
| 17°

Nublado parcial

jueves 20
Estado clima
| 17°

Nublado parcial

viernes 21
Estado clima
| 18°

Nubosidad variable

Trigar 2019

“Lo más urgente es tener una nueva Ley de Semillas”

En diálogo con Agrofy News, Juan Carlos Martínez, presidente de la Bolsa de Cereales de Córdoba, reclamó por una urgente sanción.

Por Sofía Espejo | Agrofy News

  • mas urgente es tener nueva ley semillas
    Presidente de la Bolsa de Cereales de Córdoba en Trigar 2019. Foto: Bolsa de Comercio de Rosario.

El primer Congreso Internacional de Trigo puso primera y los principales actores de la cadena se hicieron presentes. En el acto de apertura todos coincidieron en el desafío que supuso el armado de este espacio que tiene como objetivo “explicarle al mundo que estamos en condiciones de producir en cantidad y calidad lo que el mundo demanda”, en palabras de Juan Carlos Martínez, presidente de la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCCBA).

Martínez dialogó en exclusiva con Agrofy News acerca de qué es lo más urgente que el sector tiene que atender para poder continuar el camino del crecimiento: “Una nueva Ley de Semillas es lo más importante, ya la deberíamos tener. Cuestiones de oportunismo político, que yo no alcanzo a comprender, nos impiden tenerla. Es el próximo paso a partir del cual nos podremos ordenar”.

Siguiendo esta línea, el presidente de la BBCBA, explicó que el esquema de trabajo que se logró implementar en el Congreso Trigar les otorga “una gimnasia de un mejor diálogo entre el Estado y el sector privado,  entendiendo que somos todos parte de un mismo proyecto, que apuntamos para un mismo lado, que los beneficios de uno se encadenan en beneficios para todos.”

Crecimiento del consumo mundial de trigo

“El crecimiento del consumo de trigo en los últimos 20 años ha sido del 30 %”, declaró Martínez y explicó que esto se dio gracias a la conjunción de tres factores claves: la política de sustentabilidad agroalimentaria de muchos países, el grado de sofisticación mayor de gran parte de los consumidores de los países más desarrollados, y países que privilegian un origen de práctica sustentable de la producción.

Argentina no se queda atrás y el presidente de la entidad sostiene que estamos en condiciones de atender a los tres tipos de mercados que están motorizando el consumo de trigo: “El desafío es juntarnos para contar que tenemos posibilidades pero también para escuchar cuáles son los nuevos gustos de los consumidores para saber cuáles son las tendencias, cuáles son las exigencias en materia sanitaria y tecnológica para que podamos sostener esos mercados que apostamos a desarrollar”.

Políticas favorables

Martínez considera que hubo políticas claves como la eliminación de las trabas a la exportación, los roes y la eliminación inicial y luego una restauración a niveles mucho más bajos de las retenciones, que hizo que se pusiera en caja la producción de trigo: “Al darle más certeza a la producción, el productor respondió de una manera fenomenal. Hay un crecimiento notorio del área sembrada, mejoró la tecnología y genética aplicada y los resultados se reflejaron en mayor productividad”.

“Eso hace que nuestro saldo exportable haya llegado a tener niveles de 12/14 millones de toneladas y es esperable que eso se sostenga en el tiempo. De hecho, este 2019/20 se espera que haya un récord de área y un récord de producción de trigo”, explicó el presidente de la BBCBA y agregó: “El suelo está en condiciones de ser sembrado, los pronósticos climáticos hablan de un Niño débil, por lo tanto también va a acompañar a este tipo de cultivo. Todas las condiciones parecen alinearse para que estas perspectivas se afiancen. Tenemos un estudio hecho en Córdoba donde se plantea 1 millón 600 mil hectáreas en Córdoba solo, un récord absoluto y una productividad del 28, 5 quintales con muy buena calidad en el producto final”.

Fertilización y calidad

Martínez explicó que en Argentina hay un vicio de una baja fertilización relativa y esto afecta la productividad en el mediano y largo plazo: “Habíamos puesto mucha expectativa sobre una ley que permitía una doble desgravación en el uso de fertilizantes y que esta situación nos llevaría a una productividad mucho mayor a través de la cual el gobierno podría recaudar más impuestos de lo que está recaudando en la situación actual con una baja fertilidad. Sin embargo, no se entendió de esa manera, hay que seguir dialogando, es una pena que no podamos ponernos de acuerdo en estos aspectos porque es una forma de ganar-ganar. El gobierno finalmente podrá recaudar lo mismo o más pero del punto de vista de la sustentabilidad agrícola mejoraríamos ostensiblemente y de la productividad agrícola”.

Del mismo modo, el presidente de la entidad resaltó que la calidad del trigo no está lo suficientemente reconocida en los mercado: “El productor trata de sembrar una genética que se adecue más a los aspectos agrícolas de la tierra que tiene que producir, que a los aspectos de calidad. De todos modos ya en el mercado empiezan a aparecer acuerdos entre compradores finales a través de estructuras de productores donde ya se van haciendo estas alianzas que creo que son el futuro, creo que es la forma de ser predictivos respecto a si me vas a pagar o no la mejor calidad que pongo a disposición”.

Industrialización local

El presidente de la BBCBA ve con optimismo el futuro del sector: “El mundo es cada vez más demandante de alimentos, lo va a seguir siendo en el tiempo, y nosotros tenemos el privilegio de estar en una tierra altamente productiva , con un clima templado, con agua disponible en cantidad y calidad y no debemos desaprovechar esta oportunidad”.

“Un desafío que tenemos que intentar con mayor firmeza es la industrialización local de los productos para tener un mix de exportación primaria y productos con valor agregado, si todo esto se alinea no va a ser una competencia. Vamos a transformar una mayor producción en mayor cantidad de productos finales. El exportador va a poder tener su cuota y el industrial podrá tener su parte para industrializar y exportar”, relató.

Trigar 2021

Consultado respecto a cómo proyectan la continuidad del congreso, Martínez adelantó que la idea es realizarlo cada dos años en una provincia productiva distinta “ que la organización recaiga en el gobierno y la bolsa y cámara de cereales a la que está vinculada a ese lugar, con el respaldo de toda la cadena de trigo de todo el país”.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro