Cuáles son los pasos para comercializar alimentos en Argentina

¿Qué requisitos debe cumplir un alimento o bebida para estar en la góndola? ¿Tiene costo? ¿Quién lo ejecuta?

Por
Los consumidores son cada vez más exigentes en relación a la calidad de los productos que adquieren.

Los consumidores son cada vez más exigentes en relación a la calidad de los productos que adquieren.

19deJuliode2019a las08:26

Al respecto, Agrofy News se acercó hasta la Secretaría de Agroindustria, para dialogar con Pablo Morón, director de Gestión de Calidad quien brindó información para que las pymes agroalimentarias mejoren su gestión interna y tengan en cuenta los pasos básicos que deben cumplir antes de comercializar.

1. Tener un buen producto y de calidad

En relación al primer punto, Moróndestacó: “El producto tiene que ser de calidad y como lo quiere el cliente. Es muy importante que la pyme tenga identificado quien es su cliente, y a quien le va a vender”. Para el funcionario, no se le puede vender a todos, hay que segmentar y estructurar la organización en función de lo que pide el cliente, y el segmento o nicho al que está dirigido, por un tema de escala, y porque los clientes no son todos iguales.

“Hay diferentes gustos, la tendencia es hacia hogares unipersonales, familiares, y lo primero que hay que tener es un producto de calidad, y tiene que estar de acuerdo a las normas del Código Alimentario Argentino (CAA) si va a ser un alimento o una bebida”, aclaró el funcionario. 

Los consumidores son cada vez más exigentes en relación a la calidad de los productos que adquieren. La inocuidad de los alimentos es esencial, por lo cual existen normas en el ámbito nacional (CAA) y del Mercosur que consideran formas de asegurarla.

2.Tipificar el producto

En este sentido, ejemplificó: “Si alguien quiere elaborar aceite de oliva, debe consultar en el CAA que parámetros debe tener en cuenta para eso, la normativa alimentaria indica cuando un producto es aceite de oliva, en que envase, con qué contenido neto se puede hacer, cual es el gap entre producto y envase, como tiene que ser el rotulo, cual es la información obligatoria que debe contener, y la información facultativa que se puede poner, etc”.

En este contexto también advirtió que el CAA define cuando un producto o tipo de establecimiento requiere de un consultor, asesor, o director técnico.

3. Habilitar el establecimiento

Como tercer paso, aparece el Registro Nacional de Establecimiento (RNE), un certificado que las autoridades sanitarias jurisdiccionales o el INAL (según corresponda) otorgan a una empresa elaboradora de productos alimenticios o de suplementos dietarios para su/sus establecimientos elaboradores, fraccionadores, depósitos, etc. Dicho certificado es una constancia de que la empresa ha sido inscripta en el Registro Nacional de Establecimientos y habilita a dicho establecimiento para desarrollar la actividad declarada (elaboración, fraccionamiento, depósito, etc.) y es requisito para el posterior registro de sus productos.

Al respecto, Morón subrayó que “la habilitación del establecimiento es tanto desde lo edilicio como desde lo sanitario, la hace el municipio y también interviene en el registro sanitario. Si el producto es de origen animal y realizará transito federal interviene el SENASA”, y agregó: “Es muy puntual en función del tipo de producto, el grado de la cadena en la que se encuentra el producto y que transito va hacer y donde se va a vender”.

4. Habilitar el producto

Lo que tiene que ver con la habilitación del producto, se denomina Registro Nacional de Producto Alimenticio (RNPA), y se trata de un certificado que las autoridades sanitarias jurisdiccionales o el INAL (según el caso) otorgan, para cada producto, a una empresa productora, elaboradora, fraccionadora, importadora o exportadora de productos alimenticios o de suplementos dietarios. Para tramitar dicho certificado es requisito previo que la empresa cuente con el RNE, y en general, la validez de este certificado es de cinco años.

5. Habilitar el vehículo o medio de transporte de alimentos

En este caso, se entiende por Vehículo o Medio de Transporte de Alimentos (aviones, embarcaciones, camiones, vagones ferroviarios, etc.) todo sistema utilizado para el traslado de alimentos (productos, subproductos, derivados) fuera de los establecimientos donde se realiza la manipulación y hasta su llegada a los consumidores.

6. Obtener el Carnet de Manipulador de Alimentos

Todas las personas que están en contacto con alimentos, en las diversas etapas de la cadena, deben contar con un carnet de Manipulador de Alimentos expedido por la autoridad sanitaria competente. Por lo cual, Morón aclaró que todo elaborador, transportista, repositor del super que no produce pero repone, debe contar con el carnet. Tiene una vigencia por el plazo de 3 años y tendrá validez en todo el territorio nacional.

Al ser consultado si implican costos todos estos trámites, el funcionario señaló que “cada jurisdicción establece una tasa por el servicio que prestan”.

Asimismo, Agrofy News preguntó sobre la posibilidad de comercializar productos en el hogar, a lo que respondió: Hay una alternativa de muy baja escala incluida en el capítulo 2 del CAA que permite habilitar la casa o la cocina para elaborar viandas a muy baja escala. Tomando los recaudos de las Buenas Prácticas de Manufactura que son obligatorias, la tiene que cumplir tanto una empresa e gran escala o como aquel al que le habilitan su cocina”.

Sobre la importancia de estos puntos al momento de comercializar, dando por hecho lo laboral, impositivo y previsional, Morón aclaró que “los puntos enumerados son los básicos. Después hay muchos requerimientos que piden los supermercados y cada vez más normas que tienen incidencia directa en el proceso que lo mejoran y lo controlan”. 

Según comentó el funcionario,  Al respecto, argumentó: “Por eso, le damos herramientas para que gestionen su empresa de la mejor manera, sobre como armar un plan o modelo de negocios, si se trata de una empresa familiar, como gerenciarla, entre muchos otros aspectos”.

Por último, cabe aclarar, que la Secretaría de Agroindustria no es una autoridad de fiscalización, sino que acompaña y asesora a las pymes, pero no las controla. “Brindamos información, tenemos un montón de informes de inteligencia comercial, en la web, tenemos un Servicio de Asistencia Integral para Pymes Agroalimentarias donde se puede consultar la posición arancelaria, contenidos de envases, financiamiento, y donde realizar un trámite”, concluyó Morón.

Temas en esta nota