El invierno, una variable vital para el trigo que este año podría sacar lo mejor del cultivo

Con más frío que en el 2017 pero sin los eventos extremos del 2018, el trigo mejora de condición en un invierno que puede serle ideal.

Fuente: Agrofy News
La BCR caracterizó el invierno 2019 con la red de estaciones GEA.

La BCR caracterizó el invierno 2019 con la red de estaciones GEA.

09deAgostode2019a las07:45

"Las heladas del año pasado combinadas con la falta de agua terminaron cobrándose un 25% de los 6 millones de toneladas que se proyectaban el año pasado", destaca la Bolsa de Comercio de Rosario en su informe semanal y explica que, este año, "un invierno riguroso pero sin extremos que puede sacar lo mejor del trigo".

La entidad rosarina comentó que las altas temperaturas del 2017 ocasionaron grandes problemas para el cultivo: "El calor y la humedad de agosto hicieron explotar un inédito ataque de roya amarilla".

Pero aparte, el calor forzó a los lotes a entrar en encañazón mucho antes de tiempo, por el acortamiento de etapas que producían las altas temperaturas. Con un macollaje acotado hubo menos espigas por plantas. Y sin embargo, fue un año exitoso, ya que se alcanzó un rinde promedio de 43 qq/ha.

"El calor pone un techo, pero las heladas junto a la falta de agua aún más, el año pasado el promedio del trigo fue de solo 33 quintales", explicaron.

En este año, las temperaturas invernales están bien instaladas y siguen manteniendo a raya las enfermedades. Pero, no hubo eventos extremos, como los de hace un año, que diezmaron las hojas. "Un invierno más moderado y con mejores reservas de agua quita del horizonte las amenazas que han limitado al cultivo en los últimos dos años".

Por eso, "este es otro factor fundamental que se alinea para que el trigo alcance 7 millones de toneladas en la región núcleo".

Ver también: El trigo cerró la siembra de una campaña que se encamina a ser histórica

¿Cómo se caracterizó al invierno?

La Bolsa de Comercio de Rosario tomó la cantidad de horas con temperaturas menores a los 5°C en toda la región desde el 21 de junio al 7 de agosto para los últimos 3 años.

"Los resultados muestran que el 2018 encabeza el podio ya que en promedio hubo en la región 430 horas por debajo de esos 5°C. El 2019 le sigue con 240 horas (un 44% menos) y el 2017 apenas pasa de las 160 horas frío. Los mapas comparan al 2018 con 2019 y 2017 y muestran las diferencias porcentuales".

Temas en esta nota